La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) condenó los agravios y agresiones que se presentaron en la Fiscalía General del Estado (FGE) de Puebla el pasado 21 de mayo, cuando familiares de Zyanya Figueroa esperaban a ser atendidos por el fiscal Gilberto Higuera.

Expusieron que es obligación de la dependencia “adoptar en todo momento medidas para garantizar la seguridad, protección y bienestar físico y psicológico e intimidad de la familia de Zyanya”.

Asimismo, hace un llamado a realizar un pronta y efectiva investigación, con el fin que las agresiones en contra de los afectados no queden impunes. Y reitera que se debe respetar el ejercicio a la defensa de los derechos humanos y el derecho a la libre manifestación.

Te puede interesar: Artículo 19 alerta por agresiones de Fiscalía a manifestantes y periodistas

Mientras los familiares de la joven médico aseguran tener pruebas sobre que no se suicidó, como dicen las autoridades, sino que fue víctima de feminicidio, pues incluso se determinó que la carta que encontraron donde se despedía fue simulada su letra.

En ese sentido, la CNDH recuerda que entre enero y marzo de 2021 fueron asesinadas 45 mujeres, pero solo reconocieron 10 casos como feminicidio, según datos del Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

__

POB/KPM