OPINIÓN: Desde ya hay que comenzar a seguir las promesas de campaña

andres-solis-columnas-headers-poblanerias

La semana pasada hacía referencia a lo que sigue una vez que pasaron las elecciones del 6 de junio y lo que medios y periodistas debemos hacer, en vez de pasar la página.

A las recomendaciones de la semana anterior quiero sumar una más, que en realidad el inicio de una labor muy larga y detallada del trabajo que deberíamos de hacer permanentemente y que está relacionada con la transparencia y la rendición de cuentas de quienes asumirán un cargo o continuarán ejerciéndolo por reelección.

Este ejercicio periodístico es importante para seguir a las nuevas y nuevos gobernadores, pero también para quienes tendrán empleo como presidentes y presidentas municipales por los próximos tres años.

¿Cuál es la tarea?

Tengamos a la mano la lista con las promesas de campaña de la persona electa. Todas las promesas y preferentemente con un soporte documental que muestre que sí prometió lo que prometió. Hagamos revisión de las notas publicadas durante la campaña, es sencillo.

Hagamos una revisión de estas propuestas para determinar cuántas de esas son realmente factibles, cuánto cuestan esas promesas y si el gobierno estatal o municipal tiene ya presupuesto suficiente para eso.

Lee también: Después de la elección, ¿qué sigue para medios y periodistas?

Revisemos cuántas de esas promesas son realmente mentira. Es sencillo saberlo, porque a veces prometen lo que saben que no pueden cumplir porque no les toca, no está en sus facultades o simplemente porque no hay recursos ni marco legal para ello. Por ejemplo, el candidato ganador a la alcaldía de Metepec, Estado de México, prometió créditos para micro empresas del municipio y ya luego dijo que para eso se compromete a gestionar esos créditos con la banca de desarrollo. O sea, siempre mintió con esa promesa.

Cada paso descrito hasta ahora da para redactar una buena nota, por separado y serán parte de una sección especial en nuestros medios y que son pasos obligados para la tarea realmente importante.

Con estos previos los medios y periodistas tenemos suficiente información para hacer un “marcaje personal” de cada funcionario y funcionaria para ir siguiendo su gestión de tres o seis años y ver cuándo cumple cada una de sus promesas; qué día, en qué momento, si la cumplió al cien por ciento, a medias o sólo le hizo al cuento.

Este seguimiento informativo del día a día servirá como materia prima para compararlo con los informes de gobierno que con mucha alegría irán presentando cada año.

Esto que les recomiendo no son cosas del otro mundo, es periodismo simple, de largo aliento y sobre todo, un periodismo que le dará información realmente útil a la sociedad, a nuestras audiencias, que son las importantes.

Pueden contactarme en Twitter, a través de:

Andrés Solís A. es periodista, autor del “Manual de Autoprotección para Periodistas” y de la “Guía de Buenas Prácticas para la Cobertura Informativa sobre Violencia”.

--
POB/LFJ