OPINIÓN: Oscuridad en Nicaragua

ANTAR HEADER

La democracia y los derechos humanos están en peligro en Nicaragua, pues el actual presidente Daniel Ortega ha implementado medidas drásticas para detener a sus adversarios políticos, prohibiendo las protestas y atentando contra la libre expresión.

En Nicaragua se llevarán a cabo las elecciones generales del próximo 7 de noviembre, sin embargo, la mano dura de Ortega ha capturado a 18 personas, entre ellas, cinco candidatos presidenciales, ocho líderes políticos y dos empresarios.

Una de las detenciones más importantes fue la de Cristiana Chamorro, una de las principales candidatas de la oposición, quien fue acusada de lavado de dinero unas horas después de anunciar sus aspiraciones presidenciales y poniéndola bajo arresto domiciliario.

Lee también: Plan de trabajo sin trascendencia

Empero, no es la primera vez que Ortega intenta posicionarse de manera ventajosa en el sufragio. Desde que regresó al poder en 2007, ha desmantelado gradualmente las instituciones democráticas y recurrido a la represión para permanecer en el poder.

Usando su mayoría en la Asamblea Nacional ha aprobado una serie de modificaciones electorales para limitar el acceso a candidatos opositores. Por otro lado, en la Asamblea Nacional se designó a siete miembros del Consejo Supremo Electoral aliados de Ortega, capturando al organismo.

Por otra parte, la Policía Nacional, brazo armado del gobierno de Ortega, reprimió violentamente a los manifestantes durante las protestas de 2018 por las reformas sociales. La violencia dejó un saldo de más de 300 muertos y dos mil heridos, con vulneraciones de derechos humanos con impunidad.

Esta inestabilidad política tiene grandes repercusiones a nivel regional, ya que más de 108 mil nicaragüenses han decidido huir de su país y buscar asilo en Costa Rica.

Por ello, en una reunión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, 59 países firmaron una declaración en la que reprobaron la violencia y la violación de los derechos humanos en Nicaragua y exhortaron a celebrar unas elecciones libres y que sean liberados los opositores.

No obstante, esta presión internacional puede ocasionar que el gobierno nicaragüense aumente la represión y use a los rehenes políticos como fichas de cambio en la negociación para estabilizar al país.

Otra acción es la ley de Reforzamiento del Cumplimiento de Condiciones para la Reforma Electoral en Nicaragua (Renacer), propuesta por Estados Unidos; la cual, entre otros puntos, tiene propósito revisar la participación de Nicaragua en el Tratado de Libre Comercio de Centroamérica, imponiendo sanciones económicas al país y castigando a personas claves del gobierno de Ortega.

Esta medida podría ser contraproducente, pues la ya contraída economía del país sufriría una crisis mayor dando como resultado un nuevo éxodo hacia Estados Unidos.

Por lo cual, la administración Biden deberá contribuir a solucionar el problema sin ser intervencionista y usando la diplomacia. Un país mediador podría ejercer un papel influyente y así lograr mejores resultados.

El escenario durante las elecciones en Nicaragua es oscuro, por el momento los ciudadanos no podrán escoger al candidato de su preferencia y se les impondrá la continuidad del régimen.

Un buen inicio para poder mejorar las condiciones electorales sería la participación de los líderes sociales, alzando la voz, con propuestas, estrategias e ideas para recuperar el control del país.

Nicaragua es uno de los muchos países en el mundo que enfrenta problemas de personajes autoritarios que llegaron por la vía democrática (elección). Esto es un enigma de la democracia, pues no existe un sistema eficaz que evite a demagogos o dictadores llegar al poder.

No obstante, la prevención radica en resguardar las instituciones, conservado la pluralidad y un equilibrio de poderes, denunciando el abuso del poderoso sin importar quién esté al mando.

Pueden contactarme en Twitter, a través de:

Internacionalista por la UDLAP, vicepresidente de Somos Naciones en México A.C. y colaborador del COMCE Sur. Me gustan los libros de historia universal, poesía y tecnología. En mis pasatiempos toco la guitarra acústica. Soy un mexicano comprometido en el desarrollo de un mejor futuro.

--
POB/AAG