El Síndrome de Disminución de Testosterona o hipogonadismo tardío, mejor conocido como andropausia, es un proceso en el que el hombre atraviesa un descenso progresivo de la hormona sexual masculina.

Es una fase natural de la adultez, donde se experimentan cambios físicos y psicológicos, que no a todos les pega de la misma manera.

Este síndrome le llega a los hombres de edad avanzada y muchas personas suelen compararlo con la menopausia en las mujeres, sin embargo, aunque tiene ciertas similitudes, hay varias diferencias; por ejemplo, la andropausia no afecta a todos los hombres.

Lee también: Salud masculina: Los chequeos regulares que se deben realizar los hombres

¿Qué involucra la andropausia?

El proceso inicia a los 40 y termina a los 70 años (aproximadamente). Durante este tiempo, se genera una disminución gradual del 1% anual, de los niveles de testosterona. Esto supone que a los 70 años, los hombres presentarán 30% menos de la hormona masculina.

Dos factores son los que provocan la andropausia, que en conjunto, desembocan en una disminución de la testosterona que circula en la sangre, lo que impide cumplir su función:

1. Las células de Leydig (encargadas de producir testosterona en los testículos) disminuyen su producción.

2. Aumenta la cantidad de la Globulina Fijadora de Hormonas Sexuales (SHBG, por sus siglas en inglés) una proteína que atrapan parte de la testosterona generada.

Síntomas o efectos

Como todos los seres humanos somos diferentes, los síntomas o efectos que puede provocar la andropausia pueden ser muy variados de hombre a hombre, inclusive hasta podrían pasar desapercibidos.

Si aparecen, estos se muestran de forma progresiva, por lo que no es como la menopausia de las mujeres que llegan de golpe.

Algunos de los síntomas o efectos más comunes de la andropausia son:

  • Descenso o pérdida del deseo sexual
  • Dificultad para alcanzar y mantener la erección
  • Disminución de fuerza y volumen al eyacular
  • Problemas de fertilidad
  • Cansancio
  • Aumento de peso
  • Ansiedad o depresión
  • Alteraciones en el sueño
  • Irritabilidad y nerviosismo
  • Sudoración o escalofríos
  • Descalcificación de los huesos

Factores que pueden incrementar los síntomas

Padecer alguno de estos factores, puede incrementar la velocidad de la aparición de la andropausia y elevar la presencia de los síntomas:

  • Índice corporal de 30 o más
  • Enfermedades cardiovasculares
  • Diabetes
  • Estrés
  • Abuso del alcohol, tabaco o drogas
  • Afectaciones en la tiroides

Estos síntomas o efectos pueden disminuirse con terapias hormonales de remplazo, dependiendo de las necesidades de cada persona. Los tratamientos requieren análisis de sangre para determinar cantidades y todo el procedimiento debe ser prescrito por un médico.

Julio Maset, médico de Cinfa, recomienda cuidar la alimentación, realizar actividad física de manera regular, reducir consumo de café, alcohol, tabaco y/u otras sustancias estimulantes, y consultar a su médico frecuentemente.

 

__

POB/PCL