Miguel Mora Olvera, ex policía judicial, fue condenado a cinco años y tres meses de prisión por su participación en el delito de tortura contra la periodista Lydia Cacho en 2005.

La Fiscalía General de la República (FGR) comunicó que también se incluyó en la pena, la destitución e inhabilitación a desempeñar empleo, cargo o comisiones públicas, por el tiempo ya señalado.

Mora Olvera se desempeñaba como policía judicial de la Procuraduría General de Justicia en Quintana Roo, y su participación en el caso, consistió detener y trasladar a la periodista fuera del estado.

El 15 de octubre de 2019, Miguel Mora había sido detenido en Cancún por elementos de la Policía Federal Ministerial.

Lee también: Cronología: De la detención de Lydia Cacho a la de Marín

Caso de la periodista Lydia Cacho

En 2005, la periodista Lydia Cacho fue detenida en Cancún y trasladada a Puebla por orden de Mario Marín —el entonces gobernador del estado—. En su traslado, la periodista sufrió tortura física y psicológica.

Esto, luego de la publicación de su libro “Los demonios del Edén”, donde denunció los casos de pederastia que involucraban a empresarios y funcionarios públicos como Kamel Nacif Borge.

El 14 de febrero de 2006, fueron reveladas unas conversaciones telefónicas, en donde Kamel le agradecía al “gober precioso” (Mario Marín) por el favor que le hizo con la periodista.

Tras haberse filtrado la llamada, Lydia denunció por tortura, abuso de autoridad y tráfico de influencias a Marín Torres y Kamel Nacif en marzo de 2006.

Fue hasta el 3 de febrero del 2021, Mario Marín Torres —quien era buscado desde el 2019, luego de que el tribunal federal ordenara su captura por el delito de tortura a Lydia Cacho— fue detenido en Acapulco.

Meses después, el 13 de mayo, Kamel Nacif fue arrestado en Líbano para ser juzgado, este 15 de junio, por el mismo delito.

 

__

POB/PCL