Jesús también fue migrante, era una de las frases con las que el padre Gustavo Rodríguez Zárate hacía referencia a los migrantes centroamericanos que llegaban en caravanas a la iglesia Nuestra Señora de la Asunción, en La Libertad, Puebla.

El padre Gustavo Rodríguez murió este jueves 24 de junio, víctima de cáncer, informó la Arquidiócesis de Puebla.

Desde hace años, el sacerdote, quien además era el coordinador de la Pastoral de Migrantes de la Arquidiócesis, era uno de los defensores de personas migrantes tanto nacionales como de Centroamérica, especialmente de Honduras y El Salvador.

La iglesia de la Asunción fungía como refugio para las caravanas migrantes que llegaban a la ciudad; la última y más nutrida en noviembre de 2018 cuando alrededor de mil 200 migrantes pasaron varios días en Puebla.

La labor de Gustavo Rodríguez será recordada por la defensa y protección a los derechos humanos de quienes migran.

En 2018, el padre Gustavo ofició una boda afuera de la Iglesia de la Señora de la Asunción ya que en el interior permanecía la caravana migrante con mil 200 integrantes. Foto: Lizeth Flores Jácome.

El Padre Gus, como también era conocido, fue promotor de la Antorcha Guadalupana y representante de la Pastoral de Movilidad Humana en Puebla.

 

 

--
POB/LFJ