La Fiscalía General del Estado de Puebla (FGE) se retractó de la versión sobre que Felipe N. alias “El Pirulí”, el reo fugado del CERESO de San Miguel, estaba implicado con el asesinato de tres estudiantes de medicina y un chofer de Uber.

Esto luego de que Miguel Barbosa Huerta, gobernador de Puebla, aseguró en su conferencia de prensa que “El Pirulí”, no tenía relación con la muerte de los estudiantes, aunque la Fiscalía había informado que dicha persona era el líder de la banda a la que pertenecían Lisset N., Pablo Jesús N. y Ángel N., a quienes se procesa penalmente por los homicidios.

En la nueva versión, la Fiscalía señala que en la investigación “no se acredita” la participación de Felipe N. en el homicidio.

Cabe recordar que en noviembre 2020, cuando “El Pirulí” fue detenido, tanto la Fiscalía como el propio gobernador lo señalaron como un implicado en el hecho.

En la rueda de prensa del 24 de noviembre de 2020, Miguel Barbosa declaró:

(…) del líder de la banda que asesinó a los tres estudiantes de Medicina, dos colombianos y un mexicano y de el conductor de Uber. Está detenido en ejecución de orden de aprehensión, no por delitos de flagrancia y con eso detuvimos a todos los integrantes asesinos de quienes participaron en el secuestro y homicidio de los estudiantes de Medicina, entre ellas la fémina colombiana y el conductor de Uber”.

Hasta ahora, por la fuga, hay 18 personas detenidas, incluyendo al director, subdirector, jefe de custodios y custodios.

 

--
POB/LFJ