El nuevo patronato que tomó posesión de las instalaciones de la Universidad de las Américas Puebla (UDLAP) fue nombrado por la Junta para el Cuidado de las Instituciones de Asistencia Privada del Estado de Puebla, un órgano perteneciente a la Secretaría de Gobernación.

El Artículo 10 de la Ley de Instituciones de Beneficencia Privada para el Estado de Puebla, señala que la Junta “vigilará la realización de obras de asistencia realizadas con fondos ajenos, cuidando en todo caso, que se cumpla con la voluntad del benefactor”.

El conflicto

En entrevistas con medios de comunicación, Adalberto Ramos, secretario del nuevo patronato, explicó que el nombramiento se da por el conflicto judicial que enfrenta la familia Jenkins de Landa, quienes conformaban el antiguo patronato, por el delito de lavado de dinero.

Es importante precisar que esto fue consecuente de investigaciones de autoridades federales y locales que determinaron un desfalco de 720 millones de dólares por parte de la familia Jenkins y de sus abogados y asesores que diseñaron una estructura legal compleja para el desvío de recursos a otra fundación que constituyeron en el estado de Jalisco y que pretendían operar la fundación desde allá y de ahí, desviaron los recursos a paraísos fiscales”.
Lee también: Por esta razón fueron tomadas instalaciones de la UDLAP

Sobre el nuevo patronato

Sin embargo, el nuevo integrante no fue claro al explicar sobre la conformación sobre este nuevo patronato ni quién tomó la decisión de elegir los perfiles, solo refirió ser un grupo heterogéneo. Tampoco son personas que estén relacionadas con la universidad.

Hay que tener presentes perfiles de la gente idónea que pueda cumplir esa función. En esta ocasión, se hicieron las investigaciones y se buscaron perfiles de patronos que cumplieran con la función y los intereses será velar –precisamente– por los intereses (...) a nosotros nos buscaron para desempeñar el cargo.

¿El rector se queda?

Sobre la declaración de la UDLAP, en la que dice tener una suspensión provisional para que no sean removidos los patronos, ni se intervenga la administración, contabilidad o cualquier privación de bienes y derechos, dijo que es falso.

Esa suspensión provisional es algo completamente falso. Nosotros, derivados de órdenes de un juez, que revisaron los antecedentes del caso, se cercioraron que se reunían todos los requisitos legales para evitar esta resolución que ordena que el nuevo patronato tome las instalaciones de la universidad. Es completamente legal y con base en un mandato judicial que nosotros estamos asumiendo como nuevo miembros del patronato”.

Aseguró que no habrá afectaciones ni cambios para estudiantes, profesores y personal administrativo; además, por ahora, Luis Ernesto Derbez se mantendrá como rector.

No va a haber cambios. Uno de los objetivos principales es garantizar la continuidad de los estudios. También, el mensaje que quiero transmitir es de tranquilidad para los estudiantes, para el claustro de maestros, personal administrativo y operativo porque, desde luego, los empleos se van a conservar y va a haber continuidad en los estudios y en eso no habrá afectación”.

Aquí puedes escuchar la entrevista completa:

 

 

--
POB/LFJ