Existen empresas fantasmas que surgen para aprovechar la necesidad de personas desempleadas, para hacerlas víctimas de estafas, pues les piden dinero para kits de ingreso, o bajo cualquier otra excusa, para después no responderles más las llamadas ni darles el trabajo prometido.

Por ello, es importante tomar diversas precauciones y evitar caer en este tipo de situaciones, sobre todo porque estas estafas suelen presentarse principalmente en internet, ya que es una de las vías a las que más recurren las personas para buscar empleo.

Lee también: Puebla: Alertan fraude para vacantes en Old Navy

Entre las estafas más comunes que hacen está el cobrar capacitaciones, o a cambio de productos, pero una de las formas más fáciles de identificar si se trata de una estafa es desconfiar inmediatamente si la oferta laboral indica que es un salario sumamente alto, con horario flexible.

Asimismo, los reclutadores reales suelen usar correos electrónicos profesionales y no tienen errores ortográficos ni gramaticales…además de incluir el contacto de la empresa al final del mismo e-mail.

La OCC, da seis puntos clave para evitar caer en empleos falsos:

  • NO pueden pedirte dinero: Dentro de un proceso de selección en cualquier trabajo es ilegal exigir pago alguno de dinero en efectivo o de consignaciones “reembolsables”. Es sencillo: si te piden dinero, esa vacante es totalmente ¡falsa!
  • Solicitar documentos extra: Lo único que tienes que llevar en cualquier entrevista de trabajo es tu CV actualizado. Está prohibido pedir documentación como acta de nacimiento, credencial para votar, pasaporte, etc. Ten mucho cuidado porque seguramente harán mal uso de esos documentos.
  • Verifica los datos de la empresa: Es muy importante que antes de todo (y de asistir a una entrevista presencial) verifiques la dirección de la empresa. Hay casos de personas que son citadas en restaurantes, hoteles o incluso en cualquier cafetería cercana. Si te han dicho algo así, definitivamente es falsa.
  • Solicitar visita domiciliaria: Siendo coherentes, no existe un reclutador que se tome el tiempo de visitar a cada uno de sus candidatos. Así que si te piden hacerte una visita, ¡aléjate de esa vacante! Es totalmente falsa.
  • Periodo de prueba sin remuneración: Normalmente, cuando entras a trabajar (por ley) tienen que pagarte. Nadie de confianza te pedirá que trabajes gratis o sin recibir algo a cambio.
  • Correo electrónico genérico: Todas las empresas cuentan con un dominio especial. Si el correo de esa vacante utiliza un dominio genérico como Hotmail, Gmail u Outlook deberías investigar más para estar completamente seguro de que se trata de algo de confianza.
Te puede interesar: Tips y ejemplos para hacer el Currículum Vitae perfecto

BBVA da otros consejos, como:

  • Desconfía de perfiles sin foto. Tampoco es aconsejable creer ciegamente en los perfiles que sí tengan fotografía, ya que muchas veces están sacadas de bancos de imágenes o de perfiles de redes sociales de otros usuarios.
  • Observa qué tipo de contactos tiene esa persona o entidad.
  • Si se recibe una oferta por un mensaje de LinkedIn, por correo electrónico o por WhatsApp, es recomendable teclear el nombre del contacto en un buscador y comprobar si los datos o fotos coinciden con los de su perfil.
  • Si no hay referencias de la existencia de esa persona o empresa en internet, lo más probable es que sea un fraude.
  • Si se trata de una persona o entidad conocida, pero hay algo que hace sospechar, contacta por teléfono u otro medio oficial para comprobar si realmente han enviado esa oferta. Seguir este paso evitará posibles sustos.

 

__

POB/KPM