“El que a Zacatlán vino y no tomó vino, parece que no vino”, dice un dicho popular en el pueblo mágico de Zacatlán de las Manzanas. Y, degustar las bebidas y comidas típicas de la región se vive de una nueva forma: se puede hacer en recorridos a pie o bicicleta.

De junio a septiembre, operadores de servicios turísticos ofrecen conocer Zacatlán de otra forma, a través de lo que han denominado “cicloturismo”. Estos nuevos recorridos incluyen la visita a huertos de manzana donde los viajeros pueden encontrar, además de las 17 variedades de manzana, las tres únicas de Zacatlán: rayada, ceniza y cera.

En dichos huertos también hay frutos como: ciruelo, capulín, durazno, zarzamora, blueberry, pera, aguacate criollo y hasta membrillo. Al final del recorrido, los visitantes pueden llevarse parte de la cosecha de manzana.

Murales de Zacatlán
Foto: Juan Carlos Sánchez Díaz

Estos viajes en bicicleta pueden hacerse en pareja, de cuatro u ocho personas, máximo. Los visitantes pueden llevar su propia bicicleta, casco y guantes; de lo contrario, se les proporciona.

Otra ruta es la que va por los senderos de la montaña, donde se puede admirar paisajes naturales, muchas veces acompañados de bancos de niebla, por los cerros y cascadas. Escenarios que suelen verse desde el paseo de la Barranca de los Jilgueros y su puente de cristal, que tiene un mirador hacia la cascada de las Tres Marías.

Estos recorridos tienen un tiempo aproximado de tres horas; y su costo es de 350 pesos.

Caminatas por los murales

Debido a la pandemia por COVID-19, los operadores de servicios turísticos han tenido que reinventar sus productos, platica Alma, guía de Vive Servicios Turísticos, quien habla sobre los retos que enfrenta la industria para poder sobrevivir, en un lugar que se dedica –en su mayoría– al turismo.

Una de las medidas que han adoptado es hacer recorridos en grupos reducidos y al aire libre, precisamente para disminuir las probabilidades de contagio. De forma obligatoria, los visitantes deben usar cubrebocas, aplicar gel antibacterial y mantener la sana distancia.

Lee también: Cascadas Paraíso: para amantes del senderismo y la naturaleza

A estas acciones se han sumado elementos de la policía municipal, quienes recorren las zonas turísticas del municipio solicitando a los visitantes usen el cubrebocas y recordándoles las medidas de sanidad mínimas que deben emplearse.

Bajo este escenario, se ofrecen caminatas por sitios turísticos de Zacatlán, con máximo 15 personas por grupo. Los recorridos son:

*Ruta de la vida: son caminatas por los callejones de Zacatlán, con visita a los vitromurales de estilo trencadis.

*Zacatlán de mis recuerdos: visita a murales que retratan momentos icónicos del pueblo mágico.

*México lindo y querido: visita a murales nuevos donde hay 32 retablos que representan a los estados de la República mexicana.

*Sabores culturales: caminata nocturna por el centro de Zacatlán y sus murales. Incluye una degustación de los productos típicos de la región.

*Espectáculo de leyendas “Lo que el abuelo cuenta”: evento nocturno con puesta en escena de la fundación de Zacatlán y sus leyendas más icónicas.

Algunos de los recorridos también ofrecen visitar Jicolapa, una comunidad cercana a Zacatlán, conocida por sus pozas de agua.

También es conocida por su iglesia en la cual, aseguran apareció su santo patrono: el señor de Jicolapa. Desde entonces, es festejado días previos al miércoles de ceniza.

Si deseas contactar a Vive Servicios Turísticos y tomar alguno de sus recorridos a pie o bicicleta, llamar a los teléfonos: 797 113 21 63; 797 109 59 10 y 222 119 83 15. O en su página de Facebook: Vive Servicios Turísticos.

Cosas que hacer en Zacatlán

De todos sus atractivos, el vitromural, frente a la Barranca de los Jilgueros, es el más impresionante.

Foto: Juan Carlos Sánchez Díaz

Mide casi 100 metros de largo y está compuesto por miles de piezas de cristal, talavera y espejos.

Turismo Zacatlán
Foto: Juan Carlos Sánchez Díaz

A su vez, contiene 12 mosaicos con figuras representativas de Zacatlán como: manzanas, relojes, insignias prehispánicas y comunidades indígenas.

Turismo Zacatlán
Foto: Juan Carlos Sánchez Díaz

Además de visitar los murales, otras cosas que hay que hacer en Zacatlán son:

  • Ir al mirador de cristal en la Barranca de los Jilgueros. Debajo del mirador se encuentra un pequeño mercado de artesanías y productos típicos de Zacatlán.
Foto: Juan Carlos Sánchez Díaz
  • Visitar el Museo de la Relojería Alberto Olvera Hernández,  la fábrica de relojes monumentales y el Reloj Floral Musical que está en el centro.

 

Turismo Zacatlán
Foto: Juan Carlos Sánchez Díaz
  • Comer pan de queso y beber vinos, licores o refresco de manzana en el museo del vino “La Primavera”.
Turismo Zacatlán
Foto: Lizeth Flores Jácome

En el museo del vino, hay recorridos disponibles (de 15 minutos, aproximadamente) donde se explica el proceso de elaboración de vinos y licores de varios sabores como: zarzamora, manzana, pasita, maracuya, entre otros; así como salsas de frutas: tamarindo con chipotle, mango con chile y aderezo de berries.

El museo del vino “La Primavera”  es la primera fábrica de vinos y licores establecida en Zacatlán de las Manzanas. Su dirección es: Corregidora #11, entre Dimas López e I. Allende, Colonia Centro Zacatlán, Puebla.

Conoce más en: www.laprimaveravinosylicores.com

Zacatlán: cascadas y valles naturales

Los pueblos mágicos de Puebla tienen atractivos en común: las cascadas. Las desembocaduras de los ríos, a grandes caídas, forman un espectáculo a la vista y oído. El rugir del agua se escucha metros antes de verlas.

En Zacatlán pueden visitarse cascadas famosas: Salto de Quetzalapan y San Antonio Atmatla y Tulimán. Dichas cascadas se ubican a unos 20 minutos de la ciudad.

Turismo Zacatlán
Cascadas Tulimán. Foto: Juan Carlos Sánchez Díaz

Para visitarlas, se recomienda vestir ropa y calzado cómodo debido a que, para ver los atractivos, hay que hacer recorridos a pie entre tierra y piedras.

Los lugares tienen un circuito de aventura con tirolesas, puntos para hacer senderismo, escalar y cruzar puentes colgantes, además cuentan con servicio de comida con antojitos poblanos como quesadillas y memelas.

Lee también: Senderismo y ecoturismo en las cascadas Tulimán

Otro sitio más al que puede ir desde Zacatlán es el Valle de Piedras Encimadas, un espacio de recreación y naturaleza que ofrece un imponente espectáculo visual gracias a las enormes formaciones rocosas que parecen no tener explicación sobre sus posiciones y formas.

Del Valle de Piedras Encimadas se cuentan muchas leyendas. Que si fueron hechas por seres de otro planeta, que si Hércules colosal puso las rocas a su capricho, o si fue un castigo del Dios Quetzalcóatl.

Cómo llegar a Zacatlán

Zacatlán se ubica a unas 2 horas 15 minutos de la ciudad de Puebla, aproximadamente. Para llegar, es necesario tomar la autopista Puebla-Tlaxcala, hacia Apizaco, donde se tomará la Tlaxco-Apizaco con rumbo a Chignahuapan-Zacatlán.

Para viajar de la Ciudad de México a Zacatlán, debe dirigirse hacia Ecatepec, Estado de México y tomar la autopista Ecatepec-Tulancingo, cruzar el estado de Hidalgo, hasta la autopista Tuxpan-México y tomar la salida Huauchinango-Zacatlán. El viaje es de 3 horas 45 minutos, aproximadamente.


Este reportaje es realizado por Poblanerias.com, para colaborar a la promoción a la reactivación económica de lugares y comercios turísticos-culturales que, no tienen acceso a la publicidad en medios mainstream y cumplen con un perfil en específico para ser promovidos, y la situación actual les ha afectado. Agradecemos a la Agencia Funeraria Camino al Cielo, al distribuidor Nissan Nami: Angelópolis, San Manuel y Cholula, y a donaciones de algunos poblaneros, que han contribuido a la realización de estos contenidos, mediante patrocinios.

 

 

--
POB/LFJ