OPINIÓN: Migración afgana

ANTAR HEADER

Tras la caída de la capital de Afganistán, Kabul, la retirada paulatina de las tropas estadounidenses del país y la salida del presidente afgano Ashraf Ghani al extranjero, se consolida la captura del poder por los talibanes.

Esto provocó un éxodo debido al temor de una gobernanza radical bajo la ley islámica.

Este miedo social surge por la experiencia de la gestión de los talibanes entre 1996 y 2001 en Afganistán; pues durante este tiempo, la sociedad experimentó medidas drásticas como ejecuciones públicas o amputaciones de extremidades a presuntos ladrones.

Tras el derrocamiento de los talibanes del gobierno (2001) por las misiones estadounidenses contra el terrorismo, las condiciones sociales fueron apegándose paulatinamente a los derechos humanos.

Te puede interesar: Afganistán vuelve a estar en manos de los talibanes

Tras dos décadas de democracia en el país de Medio Oriente impulsada por Estados Unidos, se desarrollaron instituciones a favor del feminismo, la libertad de expresión y los derechos humanos, convicciones opuestas de los talibanes.

Sin embargo, la disminución de ayuda internacional, la salida militar estadounidense, los años del conflicto bélico, la endeble democracia y la débil gobernanza, cayó y dejó desprotegidos a hombres y mujeres activistas a favor de mayores libertades sociales en Afganistán.

Entre los civiles que se teme que corran igualmente un riesgo de persecución se encuentran periodistas, docentes, escritores y personas que han trabajado para países extranjeros.

Los miembros de minorías étnicas y los musulmanes chiitas también corren un alto riesgo.

Por ello, miles de afganos temerosos de sufrir algún tipo de represalia han decidido huir a otro país vecino como Irán, Pakistán o India, y han optado a solicitar refugio en otras regiones como la Unión Europea o Norteamérica.

De acuerdo a datos de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) uno de cada tres afganos ha migrado o se ha desplazado en los últimos seis meses.

En tanto que alrededor del 80% de los migrantes son mujeres y niños, según datos del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

Este protagonismo porcentual se debe a que las jóvenes generaciones de mujeres afganas no quieren regresar a un sistema patriarcal y no están dispuestas a dar un paso hacia atrás. Y los niños son vulnerables de violencia, explotación sexual, matrimonio infantil y desnutrición.

¿Qué deberá hacer la comunidad internacional para acoger el mayor número de migrantes y desplazados para evitar una mayor catástrofe humanitaria?

Te puede interesar: Activismo en los Juegos Olímpicos de Tokio

En primer lugar, los gobiernos deberán suspender de inmediato todas las deportaciones o retornos forzados a Afganistán y deberán brindarles la oportunidad de solicitar asilo.

Asimismo, nombrar a países cercanos del país expulsor como “tercer país seguro” para respetar el principio de “no devolución”.

En segundo lugar, los gobiernos deberán aumentar el apoyo a las organizaciones no gubernamentales dentro y fuera de Afganistán dedicadas a promover los derechos de las mujeres y los niños, la atención médica y alimentaria, entre otras necesidades vitales.

En tercer lugar, las Naciones Unidas y los estados miembros de la ONU deberán aumentar la asistencia humanitaria a los países vecinos que reciben a los migrantes afganos y deberán apoyarlos en los temas administrativos de las solicitudes de asilo.

Sin duda, lo presenciado en con la caída del gobierno de Afganistán es una tragedia que se debió de haber previsto y evitado.

Si no se obtiene una coordinación y una respuesta rápida de la comunidad internacional, se complicará aún más teniendo un gran número de pérdidas humanas.

Pueden contactarme en Twitter, a través de:

Internacionalista por la UDLAP, vicepresidente de Somos Naciones en México A.C. y colaborador del COMCE Sur. Me gustan los libros de historia universal, poesía y tecnología. En mis pasatiempos toco la guitarra acústica. Soy un mexicano comprometido en el desarrollo de un mejor futuro.

--
POB/RPC