OPINIÓN: El arraigo de los micromachismos y su rotunda negación

Edgar ortega

Si bien en México se han tenido avances en términos de equidad entre hombres y mujeres, aún queda demasiado trabajo por hacer en cuanto a legislación, regulación, pero sobre todo en cuanto a la sensibilización. El machismo está lejos de ser erradicado y existe una alta renuencia a aceptarnos como machos.

De acuerdo con Louis Bonino, se pueden identificar cuatro tipos de micromachismos:

  1. Utilitarios: imposición de sobrecarga por evitación de responsabilidades. Su efectividad está en lo que se deja de hacer. Un ejemplo de ello sería la no responsabilización sobre lo doméstico.
  2. Encubiertos: objetivo de dominio e imposición. Son los más manipulativos, llevan a la mujer a coartar sus deseos sin que lo perciba. Como ejemplo podemos citar el paternalismo.
  3. De crisis: se utiliza cuando la relación va hacia una mayor igualdad, a causa de una mayor autonomía femenina o una disminución de la sensación de control y dominio del varón. Un ejemplo claro sería el hipercontrol.
  4. Coercitivos: el varón usa la fuerza (no física, sino moral, psíquica, económica o la de la propia personalidad) para doblegar a la mujer, limitar su libertad, tiempo, espacio, etc. Como ejemplo observamos la “superioridad” de la lógica masculina.

Bonino explica que los hombres recurrimos a estos comportamientos cuando sentimos que existe un desequilibrio de poder en la relación, a veces por el aumento de la autonomía de las mujeres o por sentir que se pierde el control en la pareja.

Lee también: OPINIÓN: Paternidad responsable, ausente de los gobiernos progresistas en Puebla

Lo anterior, nos permite reflexionar sobre la forma de actuar que tenemos no solo con nuestras parejas, sino en las relaciones cotidianas que tenemos con otras mujeres: en el trabajo, en la calle, con colegas o compañeras estudiantes, y en el entorno familiar con nuestras madres, hermanas, tías, primas.

Hago los siguientes planteamientos para que cada quién lo reflexione, ¿alguna vez han sentido la necesidad de controlar los horarios de la pareja? Si tu pareja percibe un salario superior al tuyo ¿te sienes inseguro o en desventaja?  ¿Eres de los que promete, voy a cambiar ya no seré el mismo? ¿Has utilizado frases como “no estoy a tu altura” o “no soy suficiente para ti”?

¿Es posible evitarlo?

El mismo Bonino, postula que se necesita “desnaturalizar estos comportamientos”. Tanto hombres como mujeres tenemos que reconocer que existen y que están muy arraigados en nuestra sociedad. El autor también sugiere que las mujeres deben rebelarse contra el rol de género que se les ha asignado y sobre todo, como sociedad tenemos que crecer, de otra manera será muy difícil eliminar estos comportamientos: no basta con decir o creer que “yo no soy así, yo no lo hago”, pero acepto y justifico a mi amigo, hermano, padre, tío que comparte memes, que hace bromas misóginas o claramente machistas, o utiliza frases como  “de seguro es vieja”, “que exagerada”, “lloras como niña” o “pareces vieja”.

Las conductas con cargas micromachistas tienen importantes consecuencias en las mujeres como:

  • Un agotamiento de sus reservas emocionales y de la energía para sí, con una actitud defensiva o de queja ineficaz por el sentimiento de derrota e impotencia que producen.
  • Un deterioro muchas veces enorme de su autoestima, con aumento de la desmoralización, aumento de la inseguridad y disminución de la capacidad de pensar.
  • Una disminución de su poder personal y parálisis del desarrollo personal.

Para concluir quiero agradecer profundamente todo el apoyo que recibí por parte del staff de Poblanerías para sobrellevar mi enfermedad, su soporte y entendimiento fue fundamental para mi recuperación.

Por quienes amamos, por los que ya no están o no tuvieron la oportunidad, hay que vacunarse.

Pueden contactarme en Twitter, a través de:

Edgar Ortega es Economista por la BUAP, miembro de iniciativas ciudadanas como Ahora y Sumamos. Especialista en estudios de mercado y política pública. Director general de Methodica y director de proyectos de A&J Consultores. Hijo del patriarcado tratando de deconstruirse.

--
POB/KPM