El pasado sábado 28 de agosto, una caravana de migrantes han comenzado a trasladarse desde Tapachula con el objetivo de alcanzar la frontera con los Estados Unidos.

En la caravana, se encontraban ciudadanos haitianos, venezolanos y centroamericanos quienes sufrieron agresiones por parte de elementos del Instituto Nacional de Migración (INM) y miembros de la Guardia Nacional.

Te puede interesar: En un mes, más de 100 mil detenidos en frontera EEUU-México

Las agresiones se dieron cuando la caravana caminaba por la carretera Tapachula - Arriaga y un despliegue de elementos del INM, Guardia Nacional y Ejército mexicano comenzaron a evitar su avance.

La intención de las autoridades mexicanas es evitar el paso de migrantes que no cuentan con visa humanitaria para poder cruzar el país.

Sin embargo, las oficinas del INM en Tapachula se encuentran sobrepasadas por la alta cantidad de migrantes que se encuentran tramitando la visa humanitaria allí, por lo que han optado por emprender su camino hacia el norte.

La última gran caravana de migrantes que atravesó México sucedió en 2019, cuando más de 13 mil migrantes centroamericanos cruzaron el país

ONU pide respeto a los derechos humanos de migrantes

La Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y la Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONUDH) emitieron un comunicado este miércoles en el cual piden se respeten los derechos humanos de migrantes en México.

En el comunicado las organizaciones expresan su preocupación por el uso de la fuerza contra migrantes, lo cual no se encuentra dentro de los estándares internacionales de migración.

Asimismo, indican que defensores de los derechos humanos han recibido amenazas por documentar estas agresiones en el estado chiapaneco.

Finalmente, hacen un llamado para fortalecer la capacidad de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (COMAR) en los procesos de asilo y de establecer alternativas migratorias que garanticen los derechos humanos de estas personas.

Instituto Nacional de Migración, suspende agentes

Tras los hechos suscitados en la carretera Tapachula - Arriaga, donde migrantes fueron agredidos, el Instituto Nacional de Migración dio de baja a dos elementos por "actuaciones indebidas" durante el operativo.

Asimismo, informaron que el Instituto se apegará a la Ley de Migración existente, por lo que no se tolerará ningún tipo de agresión contra las personas.

El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador aseguró que la retención de migrantes en la frontera sur continuará: "Vamos a seguir conteniendo, pero hay que buscar soluciones de fondo, estructurales".

 

___
POB/RPC