OPINIÓN: La nota del informe presidencial

andres-solis-columnas-headers-poblanerias

Aunque algunos medios ya comenzaron a hacerlo, otros están a la espera, pero cada año es lo mismo con el informe presidencial.

Algunos medios más ortodoxos, se esperan a que el presidente de su mensaje y entonces lo reproducen casi, casi tal cual.

Otros tantos publican días antes sus propios análisis y reportes sobre el avance o retroceso del gobierno en turno en una suerte de “contra informe” y no es que sea malo, claro que no, esa es una de las obligaciones del periodismo.

Lee también: OPINIÓN: ¿Qué cobertura habrá para los juegos paralímpicos?

¿Y como audiencias en qué debemos poner atención?

Es una pregunta que pareciera retórica, pero en realidad es que va con lo que las y los periodistas llamamos “jiribilla”, con mala leche, pues.

En un país donde los niveles de polarización van en aumento, las audiencias se quedan con lo que convenga a sus intereses, a sus filias y fobias, a sus razones y emociones.

Evidentemente quienes creen fielmente en el personaje que hoy ocupa la presidencia, creerán hasta la última cifra y dato que presente en su mensaje de este miércoles 1 de septiembre.

En contraparte, las audiencias acostumbradas a consumir los medios críticos al actual gobierno, consumirán y creerán “los otros datos” que traten de mostrar lo que el presidente no ha cumplido o ha dejado de hacer.

Claro que en ambos estamos hablando de los ya tradicionales ejemplos de la posverdad, donde cada quien busca la información que va de acuerdo a lo que cree y piensa.

La prensa debe ser crítica al gobierno, esa es su función, pero no hará un periodismo completo y realmente útil si en su cobertura sobre el tercer informe presidencial no incluye lo que si han sido logros evidentes de este primer gobierno (casi) de izquierda.

Lee también: OPINIÓN: No es poca cosa la amenaza contra Azucena Uresti

No podemos olvidar que la obligación de medios y periodistas es informar con datos, no con opiniones; la obligación de medios y periodistas es ofrecer información verificada y contrastada, y eso si, a diferencia de quienes rinden informes, siempre tendremos la ventaja de la comparación y no sólo la visión unilateral.

Este miércoles 1 de septiembre les invito a ver y leer con mucho detenimiento a todos los medios que puedan ver y más aún, les invito a poner especial atención a cómo reproducen el discurso presidencial y de qué manera contrastan y/o confirman con datos verificables cada uno de los logros que presuma el mandatario.

Pueden contactarme en Twitter, a través de:

Andrés Solís A. es periodista, autor del “Manual de Autoprotección para Periodistas” y de la “Guía de Buenas Prácticas para la Cobertura Informativa sobre Violencia”.

--
POB/RPC