OPINIÓN: Se desató el león

bandera-verde-columna-formula-1

Desde que se anunció el retorno del circuito de Zandvoort al calendario de Fórmula 1, las expectativas estaban puestas en la actuación de Max Verstappen en el circuito.

Debido a la pandemia, la edición 2020 de este GP debió cancelarse y para los fans del piloto neerlandés, la espera valió la pena. Es un hecho que el auto de Red Bull es más fuerte este año que en su versión de 2020 y la pelea por el campeonato está más viva que nunca.

Max, de vuelta al liderato

Para el piloto neerlandés, Zandvoort fue el mejor escenario para volver a tomar la punta del campeonato de pilotos.

Con el resultado del domingo, Verstappen está tres puntos por encima del campeón defensor, con 9 Grandes Premios por disputar. De estos, dos  incluirán el formato sprint de calificación, que también reparte puntos para los tres primeros.

Lee también: OPINIÓN: La clase de manejo de Alonso

Emoción en la estrategia

Al ser una pista de “la vieja escuela”, la de Zandvoort no resulta idónea para ver muchos rebases. Para muchos aficionados, un GP con pocos adelantamientos puede no resultar atractivo, pero lo que vimos el fin de semana fue digno de resaltar desde el punto de vista estratégico.

Mercedes intentó aprovechar la ausencia de Sergio Pérez al frente de la parrilla, al generar dos intentos de “undercut” para que Lewis Hamilton pudiera rebasar a Verstappen con ayuda de Bottas. La jugada no funcionó, pero añadió sabor al GP.

El anuncio de la partida de Bottas

Apenas el lunes después del GP se hizo oficial que Valtteri Bottas se incorporará a Alfa Romeo a partir de 2022.

Sin embargo, desde el GP holandés, el finés dio muestras de que no seguiría con Mercedes al finalizar la temporada.

Con pocas vueltas por terminar, el equipo llamó a su piloto a boxes para colocarle un juego de neumáticos blandos. A pesar de recibir la instrucción explícita de no hacerlo, Bottas marcó la vuelta más rápida de la carrera, obligando con ello a una parada de boxes por parte de Hamilton en la penúltima vuelta.

Lee también: OPINIÓN: EL Gran Premio más corto de la historia

El británico obtuvo el récord de vuelta al cerrar el GP y, con ello, un punto que puede ser muy valioso en la lucha por el campeonato.

Checo, piloto del día

No cabe duda que a Sergio Pérez lo distingue su ritmo de carrera y su inteligencia al construir los rebases en pista. Al calificar en décimo sexta posición, Red Bull decidió sustituir la unidad de potencia de su auto y tomar la penalización correspondiente para arrancar la carrera desde boxes.

El mexicano dio cátedra de rebases y finalizó en octava posición, para llevarse con todas las de la ley el reconocimiento de “Piloto del día”. Sin embargo, no hay que perder de vista que el auto de Checo tiene nivel para finalizar en el podio en cada GP.

Ojalá que la renovación de su contrato para 2022 le ofrezca la tranquilidad necesaria para incrementar su consistencia.

Pueden contactarme en: [email protected] y en Twitter, a través de:

Cuando cae la bandera verde, las luces del semáforo se apagan y comienza la acción. Espacio dedicado al análisis de Fórmula 1: hechos históricos y actuales sobre los equipos y los pilotos que crean cada Gran Premio.

--
POB/RPC