OPINIÓN: Tentar al destino

bandera-verde-columna-formula-1

Dos sucesos marcaron el Gran Premio de Italia de 2021. Por un lado, la victoria de Daniel Ricciardo, que regresó a McLaren a lo más alto del podio después de nueve años de sequía. Además, un nuevo incidente entre Hamilton y Verstappen debería hacer saltar las alarmas de Mercedes y Red Bull, porque la competición intensa ya se ha convertido en un tema que ha puesto en riesgo la seguridad de los pilotos en un par de ocasiones.

Ricciardo, tarde de redención. McLaren necesitaba con urgencia que Daniel Ricciardo despertara. El piloto había sufrido en adaptarse a su nuevo auto, dejando el peso del equipo en Lando Norris. Si bien el británico sacó la casta, McLaren necesita a sus dos pilotos para quitarle a Ferrari el tercer lugar en el campeonato de constructores. Parece que este 1-2 es una señal de que por fin están en el camino correcto.

Bottas, un respiro necesario. El fin de semana para Valtteri Bottas fue casi redondo. Fue el más rápido de la sesión de calificación y se quedó con la pole position al finalizar la carrera sprint en primer lugar. Un cambio en los elementos de la unidad de potencia de su auto lo llevaron a iniciar desde el fondo de la parrilla de salida y aún así, alcanzó el podio.

El pique por el campeonato adquiere dimensiones preocupantes. El incidente entre Verstappen y Hamilton dio de qué hablar por varias razones. La primera -y desde mi perspectiva, la menos importante- se enfocó en la lucha por el campeonato. La brecha entre ambos pilotos aumentó a cinco puntos de ventaja del neerlandés, gracias al resultado de la carrera sprint.

Lee también: Se desató el león

Sin embargo, nuevamente fue evidente que la seguridad de los pilotos está en riesgo. Tanto en el incidente de Silverstone como en este de Monza, ambos pilotos vieron comprometida su integridad. Es cierto que las acciones de carrera no se juzgan por sus consecuencias físicas, pero tampoco podemos olvidar que nadie quiere otro accidente fatal en Fórmula 1. En esta ocasión, el halo salvó a Hamilton, pero no queremos que los pilotos sigan tentando al destino.

Checo, de nueva cuenta, un error marginal. Una verdadera pena que el piloto mexicano se perdiera de un nuevo podio con Red Bull a causa de una penalización. En esta ocasión, Pérez intentó rebasar a Leclerc en las curvas 4 y 5. Para completar el rebase sobre el piloto de Ferrari, Checo pasó sobre el kerb de la curva 5, saliendo con ello de la pista. El artículo 27.3 del Reglamento indica que ningún piloto debe ganar una ventaja persistente al salir y reingresar de la pista. Al no ceder la posición ganada, el piloto de Red Bull fue sancionado con cinco segundos de penalización y un punto en su súper licencia.

Pueden contactarme en: [email protected] y en Twitter, a través de:

Cuando cae la bandera verde, las luces del semáforo se apagan y comienza la acción. Espacio dedicado al análisis de Fórmula 1: hechos históricos y actuales sobre los equipos y los pilotos que crean cada Gran Premio.

--
POB/LFJ