OPINIÓN: México incrementa su rezago educativo

Salto Cuántico; Karina Álvarez

El rezago educativo nacional creció 0.2 puntos porcentuales, de 2018 a 2020, según información del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval). Pasó de 19 por ciento a 19.2 por ciento.

Puebla ocupa el octavo lugar dentro de las entidades con mayor rezago educativo, se ubica sólo por debajo de Chiapas, Oaxaca, Michoacán, Veracruz, Guerrero, Guanajuato y Yucatán.

Lee también: OPINIÓN: 48 páginas desperdiciadas

La pandemia por Covid-19 ha acrecentado este problema que se padece desde hace décadas y que no vemos para cuándo se resuelva o si algún día se solucione definitivamente.

Sin embargo, en un mundo tan cambiante, de nuevos virus, con economías cambiantes y gobernantes aferrados a todo, menos a mejorar la educación de sus poblaciones, es poco probable que salgamos del rezago educativo en el que estamos inmersos.

Para obtener estas mediciones, el Coneval tomó en cuenta tres dimensiones:

  1. Personas de 3 a 21 años que no asiste a la escuela y no cuenta con educación obligatoria.
  2. Población de 22 años o más, que nació a partir de 1998 y no ha terminado la educación media superior.
  3. Población de 16 años o más nacida entre 1982 y 1997 sin secundaria completa.

Según la Secretaría de Educación estatal, la deserción para el ciclo escolar 2020-2021 en el estado de Puebla alcanzó a 5 mil 17 estudiantes: mil 241 de preescolar, mil 459 de primaria, 856 de secundaria y mil 461 de bachillerato.

A nivel nacional, informó el INEGI, desertaron 5.2 millones en general.

¿Qué pasa en Puebla?

Para empezar, es el segundo estado, a nivel nacional, con más municipios (217), -el primero es Oaxaca-; para 2020, 62.4 por ciento de su población era pobre, en 2018 la cifra era 58 por ciento, creció; la pobreza extrema también incrementó, pasó de 8 a 12 por ciento, en el mismo periodo; lo que a su vez aumentó el rezago educativo de 21.3 en 2018, a 23.3por ciento en 2020, (Coneval 2021).

Sean cuales sean las cantidades, si estos niños, niñas y adolescentes (NNA) no regresan a continuar sus estudios, el rezago educativo crecerá más y más, lo que a su vez nos dejará con menos posibilidades de contar con profesionistas.

Muchos pensarán, y comparto la idea, de que la escuela no lo es todo para lograr una vida plena y que de para tener un poder adquisitivo (al menos) de unos 20 salarios mínimos al día -sería el ideal-; o para convertirse en youtuber y llegar a los niveles de nuestro paisano Luisito Comunica, quien dicho por sus palabras nunca se tituló, aún cuando terminó sus materias.

Sin embargo, esos casos no se dan en macetas, menos cuando vivimos en una comunidad competitiva, en donde todos buscan llegar a esos estándares, los cuales se logran, en mayor medida, gracias a la preparación y nivel académico que se tiene.

Lee también: OPINIÓN: Modernizar las escuelas rurales

Como anécdota, recuerdo que decidí estudiar la licenciatura en periodismo porque un periodista me dijo que si quería trabajar en medios de comunicación necesitaba tener la licenciatura, de lo contrario no me contratarían. Es verdad, aunque, como en todo, hay sus excepciones.

Lo preocupante del rezago educativo es que, hasta el momento, no existen estrategias efectivas para recuperar a estos miles o millones de NNA a nivel nacional, que dejaron sus escuelas por las múltiples situaciones que puede haber, y desconocemos el plan de acción para regresarlos.

Reconozco que muchas escuelas están haciendo un gran esfuerzo por traer de vuelta a sus estudiantes, pero ¿lo lograrán por sí solas? Lo pongo en la mesa.

Pueden contactarme en Twitter, a través de:

Facebook: @KarinaPeriodismoSocial
Twitter: @kafark84
Correo: [email protected]
Instagram: kafark

--
POB/RPC