La Unidad Canina K9 de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) del municipio de Puebla se conforma de 33 perros de diferentes razas, los cuales reciben entrenamiento para detectar la transportación de estupefacientes en la capital de Puebla.

En entrevista con Poblanerías.com Luis Alberto Vázquez Osorio, encargado de la Unidad Canina K9, comentó que el escuadrón canino está conformado por perros de raza: golden retriever, pastor belga malinois, labrador, e incluso pastor holandés.

Debido a su fisionomía, apego con las personas, así como una buena agilidad y sistema olfativo, estas razas son de ayuda para la detección de estupefacientes, explosivos y cadáveres, según su especialidad.

SSC Unidad Canina K9
Los perros reciben entrenamiento para detectar drogas. (Foto: Rodrigo Peña/Express Media)

Comentó que, los principales operativos en los que participan los animales se relacionan con la detección de estupefacientes ya sea a vehículos, personas, interior de paqueterías o centrales camioneras.

En ocasiones se realizan operativos, que son puestos de inspección en diferentes puntos del municipio de Puebla. Esos son los patrullajes que realizan los compañeros con apoyo de los ejemplares para la detección”, puntualizó.

En dichos operativos, asegura, el mayor decomiso es de marihuana, aunque también han detectado otro tipo de drogas como la cocaína.

También buscan personas sin vida

Los animales no solo reciben entrenamiento para detectar narcóticos. También realizan la búsqueda de cadáveres a solicitud deotras dependencias como la Fiscalía General del Estado (FGE) o la Comisión de Búsqueda de Personas.

La especialidad de cadáver puede ser que el cuerpo esté fresco, putrefacto o ahogado, son los tres aromas que tienen. Porque pues una persona, al perder la vida, tiene diferentes tipos de aroma, lo que suelta del cuerpo”, declaró.

Explica que se puede rastrear el cuerpo de una persona que se ahogó a través del aroma que desprende; o bien, de las que están enterradas, sin importar el tiempo, los perros son capaces de detectar un olor específico.

Te puede interesar: Búsqueda y rescate: así entrenan binomios SAR K9 para salvar vidas
SSC Unidad Canina K9
La Unidad Canina K9 de la SSC se conforma de 33 perros. (Foto: Rodrigo Peña/Express Media)

Los procesos en la Unidad Canina K9

Luis Alberto Vázquez comentó que, para adquirir ejemplares de este tipo, la SSC debe seguir un protocolo, comprarlo mediante un proveedor que los selecciona, de acuerdo a las necesidades indicadas y así puedan funcionar dentro de la Unidad Canina.

Los ejemplares ya vienen con un entrenamiento previo, ya con las características y con el aroma. Lo que nosotros hacemos es un cambio de mano; es decir, el entrenador es un mando y lo que hace es entregarnos los ejemplares y darnos un período para hacer ese cambio de mando”, expuso.

Por ello es importante elegir al manejador correcto para ese tipo de ejemplar, debido a que deben de hacer un vínculo, es decir, el perro debe aceptar a la persona y viceversa.

Suelen entrenar en las instalaciones de la Unidad Canina K9, donde cuentan con los espacios necesarios para ello. Incluso, tienen la simulación de posibles escenarios donde se pueden encontrar drogas, como si fuera una central camionera, por ejemplo.

Su alimentación también es importante, debido al desgaste físico que conllevan sus distintas labores, según su especialidad. Por eso –al día– los 33 perros, comen dos bultos de alimento para su especie.

SSC Unidad Canina K9
Los perros reciben previo entrenamiento antes de llegar a la K9. (Foto: Rodrigo Peña/Express Media)

Una operación cotidiana, dijo, consiste en salir con un binomio (perro y manejador) especializado en narcóticos y otro en explosivos. Los perros comienzan un paseo que al final tiene una recompensa si logran localizar su objetivo.

Lo que realizamos en cualquier tipo de patrullaje, es que, el perro para que trabaje bien debe estar relajado, entonces hay que darles 15 minutos de paseo en un área verde para que corra y para que juegue con su juguete, con el que se le premia tras hacer una localización”, comenta.

Tras el paseo, cuando el manejador considera que el perro ya está relajado y puede trabajar, proceden a ingresar al sitio donde se realizará la búsqueda, independientemente de la especialidad. Entonces, con correa, comienzan a inspeccionar la zona.

Si alguien solicita la búsqueda, el manejador deberá conversar con esta persona para conocer las circunstancias y decidir la estrategia de labor.

SSC Unidad Canina K9
Al 'jubilarse' lo ideal es que los perros permanezcan con su manejador. (Foto: Rodrigo Peña/Express Media)

El retiro

Finalmente, cuando los perros tienen una edad avanzada y no pueden continuar dentro del escuadrón, lo ideal es que permanezcan hasta sus últimos días con su manejador, pues ya existe una relación previa y se tiene la confianza que los van a cuidar y tener una buena calidad de vida.

Señaló que, este tipo de perros no se pueden dar en adopción, debido a que se puede dar un uso incorrecto de las labores que aprendieron a desarrollar.

Texto: Karen Mojica
Fotos: Rodrigo Peña

__

POB/LFJ