Las lluvias intensas pueden causar inundaciones en ciertas zonas, debido justamente a su ubicación, por ello hay recomendaciones que las víctimas de esto pueden seguir para actuar ante daños.

De acuerdo al Centro Nacional de Prevención de Desastres (CENAPRED), si vives en una zona de riesgo, deberás localizar lugares altos y rutas de evacuación en tu casa y los alrededores de donde vives.

Lo ideal es ubicar los refugios temporales y guardar documentos importantes en bolsas de plástico selladas; así como almacenar alimentos no perecederos, agua embotellada y unas botas para agua. Así como tener a la mano un botiquín, linterna, y radio de baterías.

Lee también: [MAPA] Habilitan refugios temporales en Puebla ante lluvias

Recomienda, durante el desastre:

  1. Si es necesario, dirígete a un refugio temporal, llevando contigo solo lo indispensable.
  2. No utilices el automóvil en caminos inundados para no correr el riesgo de quedarte atrapado o que te lleve una corriente.
  3. Tampoco trates de caminar o nadar en los caminos inundados ni cauce de algún río.
  4. Mantente alejado de postes de luz o cables de electricidad averiados, pues corres el riesgo de ser electrocutado.
  5. Si es posible quedarte en casa, desconecta todos los servicios: agua, luz y gas.

Y después:

  1. Revisa las condiciones de tu hogar, no la ocupes sin tienes dudas; mejor solicita apoyo de las autoridades correspondientes. Como Protección Civil, cuyo número telefónico en Puebla es el 222 246 2750. No te acerques a bardas o casas en peligro de caerse y no pise ni toque cables eléctricos caídos.
  2. Desaloja el agua que haya quedado estancada para evitar plaga de mosquitos, enfermedades e infecciones.
  3. No tomes agua ni consumas alimentos que hayan estado en contacto con el agua de la inundación. Utiliza las reservas de agua potable y alimentos previamente almacenados, y extrema medidas de higiene en lo que consumas.
  4. Limpia restos de sustancias tóxicas y/o inflamables que pudieron haberse derramado.

Infonavit cuenta con seguro de daños

Para quienes cuenten con un crédito hipotecario vigente en Infonavit y se hayan visto afectados por algún desastre natural, pueden hacer efectivo el seguro de daños, siempre y cuando se esté al corriente con el pago de mensualidades.

Este cubre, específicamente ante: huracanes, ciclones, inundaciones, vientos tempestuosos, caída de árboles, granizo o nieve, incendio, terremoto, erupción volcánica, explosión, objetos caídos de aviones y desplazamiento de terreno.

Para solicitarlo, es necesario seguir los siguientes pasos:

  1. Acudir a las oficinas de Infonavit más cercanas o realizar el reporte en la página de internet, antes de dos años a partir del daño.
  2. Tener a la mano el número de crédito, nombre de la persona que tramitará, dirección y datos de contacto.
    Te puede interesar: ¿El seguro de mi auto cubre inundaciones por lluvias?
  3. Se hará el reporte para agendar una visita de los representantes de la aseguradora para calcular el costo de los daños, que pueden ser:
    • Pérdida total: cuando ya no sea posible habitar la vivienda tras el paso de huracanes (categoría 3 o superior), terremotos (de 5.5 grados o más) y tornados (categoría F2 o mayor). En este escenario liquidarán el crédito, y deberán entregar una carta donde confirmen que fueron informados de la situación quienes sean acreedores del seguro.
    • Pérdida parcial: cuando los daños sean menores, se determinará el monto a pagarán para cubrirlos. En este caso, recibirán una orden de pago para cobrar en cualquier sucursal del banco HSBC, y quien pide hacer válido el seguro serán quien contratará a quien repare la casa e Infonavit puede inspeccionar la obra. Dependiendo del monto, el Instituto podría contratar empresas especializadas para realizar las reparaciones.

Todos los gastos están cubiertos por la aseguradora y, dependiendo del caso, esta protección puede incluir tus muebles y objetos decorativos, el costo de retirar escombros o hacer una demolición e indemnizaciones por renta o por la pérdida total del hogar.

__

POB/KPM