En Puebla, identificar la trata de personas para prevenir y denunciar no es tan sencillo; no obstante, hay ciertas señales que pueden ayudar a detectar posibles casos.

En entrevista con Poblanerías.com, Samantha Páez Guzmán, del Observatorio de Violencia de Género en Medios de Comunicación (OVIGEM), asegura que una de las principales señales de alerta es que a las víctimas no se les permite una libre movilidad, es decir, no pueden ir a dónde quieran, pues hay una o más personas que las vigilan.

Si yo soy víctima de este tipo de explotación, difícilmente voy a decir ‘este fin de semana me voy a Veracruz con mis amigas’ o ‘este fin de semana me voy a tal lugar’, porque justo como las tienen escoltadas para estos fines, es difícil que les permitan moverse”, señala.

Asimismo, expone que otra señal es cuando a una persona le retiene alguien más sus documentos oficiales, lo que provoca –además– que no pueda acceder a servicios o a derechos.

Lee también: Trata de personas: el delito y la estigmatización persisten

Otro panorama es cuando los tratantes engañan a las víctimas con darles empleo, pero terminan obligándoles a realizar actividades delictivas, o incluso ejercen cualquier otro tipo de explotación sobre ellas.

Buscan personas vulnerables, buscan personas que no van a cuestionarse. Si yo soy un hombre y tengo a mi mamá mayor que tal vez está enferma, tengo varios hijos, me acaban de correr de mi trabajo, yo creo que debo ser el sustento, pues entonces me llega una oferta laboral donde me dicen que me van a dar 25 mil pesos por guardia de seguridad, mi urgencia está en que a lo mejor voy…”, ejemplifica.

Reitera que puede que las víctimas omitan las señales, en ocasiones, por necesidad.

Hay víctimas que no saben que lo son

No en todos los casos de trata de personas la víctima es consciente de la situación por la que está pasando. Es común que haya un periodo de reflexión de ellas, que va de un mes a tres meses para que puedan darse cuenta de que son víctimas, según explica Samantha Páez.

Si yo llego con una mujer, por ejemplo, tratada con fines de explotación laboral, que ella era de una comunidad y de repente llegó la madrina que vivía en la ciudad de Puebla, se la lleva y le dice que va a trabajar con ella, pero en realidad no trabaja, es prácticamente la esclava…nunca le dan dinero, nunca la dejan salir, nunca nada, pero ella quizá no piensa en esto; piensa ‘pues es que mi madrina es muy buena, porque me deja vivir en su casa y yo trabajo por eso’, pero luego se da cuenta que no está bien que no recibiera pago o que no la dejaran salir…”, explica.

Agrega que, aunque la víctima esté en una situación muy grave en cuanto a explotación, es posible que no lo sepa.

Prevenir para reducir posibilidades

La prevención de trata de personas es importante, y algunos aspectos que se pueden tomar en cuenta, de acuerdo al OVIGEM, son:

  • Es un delito que puede cometerlo casi cualquier persona, es decir, sin importar sus condiciones. No hay un patrón definido.
  • Es posible que una persona tratante elija a su víctima engañándola para formar una amistad o noviazgo. En este caso, un indicador es que la persona victimaria no presente a su familia o que jamás deje que la víctima vea sus documentos oficiales, incluso puede que invente que tiene un trabajo y que sus ingresos denoten que no hay una proporción a este.
  • Hay quienes ofrecen empleos que parecen sencillos, con prestaciones y horarios llamativos, así como sueldos sumamente altos para las actividades a realizar, pero en realidad no es así, el trabajo no es real y así pueden reclutar a víctimas de trata.
  • Si ofrecen un empleo y citan en un lugar ajeno o que no corresponde al mismo, o si en el sitio retienen documentos de identificación, es un indicador que se puede ser víctima de trata.

¿Dónde pedir ayuda y denunciar trata de personas en Puebla?

Para denunciar trata de personas, es necesario acudir a la Fiscalía General del Estado (FGE). También, pueden solicitar medidas de protección, ante la violencia que sufren.

En Puebla capital se ubica en bulevar Héroes del 5 de Mayo, 31 Oriente-s/n, Ladrillera de Benítez.

Existen asociaciones a las que se puede acudir para solicitar apoyo, así como refugio. Una de estas, en Puebla, es la Asociación Nacional Contra la Trata Humana en la Sociedad (ANTHUS).

El refugio Casa ANTHUS aborda situaciones en materia de atención a las víctimas de la trata de personas, específicamente de explotación sexual. Cuenta con una capacidad de atención estimada de 140 víctimas anuales ofreciendo servicios de: seguridad, habitación y comedor dando una solución integral en las dimensiones psicológicas, psiquiátricas, médicas, laborales, legales, sociales, antropológicas y educativas.

El contacto es al teléfono 222 23 25 507 o en sus oficinas situadas en la calle 13 Sur #505 piso 9, Interior B, colonia Centro.

 

 

--
POB/LFJ