OPINIÓN: Periodismo colaborativo

El periodismo colaborativo puede ayudar a crear historias de alto impacto y expandir la voz de aquellos colegas que no cuentan con el apoyo para compartirlas

andres-solis-columnas-headers-poblanerias

Esta semana iniciamos con nuevo golpe mediático mundial al publicarse en varios medios una investigación realizada por el Consorcio de Periodistas de Investigación que hizo pública una lista de grandes personalidades del mundo que tienen sus “guardaditos” en paraísos fiscales.

La publicación de lo que ahora conocemos como “Pandora papers” no es algo nuevo, basta recordar la investigación previa llamada “The panamá Papers” que también hizo públicas las cuentas y propiedades de otros personajes de la vida pública.

En México y el mundo vamos caminando a una buena costumbre de compartir temas de investigación entre colegas, entre medios.

Sí, es cierto, quienes hacemos periodismo competimos por la mejor historia, por la nota exclusiva, por hacer una investigación que nos destaque del resto; sin embargo, hay temas delicados donde ir en solitario además de difícil, puede resultar riesgoso.

Periodismo colaborativo

Este modelo que se llama Periodismo Colaborativo busca crear sinergias y aprovechar las experiencias de muchos y muchas periodistas con experiencia que trabajan en equipo; se dividen el trabajo, las fuentes y logra importantes resultados, como hemos visto.

Hacer investigaciones colectivas ayuda también a que quienes tienen mayor experiencia, ayuden al aprendizaje y entrenamiento de las nuevas generaciones de periodistas.

Por si fuera poco, el periodismo colaborativo genera un mayor impacto, pues no es lo mismo que salga una buena historia en un medio, a que esta misma historia se publique de manera simultánea en decenas de medios de todos tamaños en todo el mundo.

Lo que hace falta es impulsar más este trabajo comunitario en nuestro país. En los Estados de México, en las regiones, hay colegas que deciden “matar” sus investigaciones ante el riesgo que representa su publicación. Muchos medios y periodistas en ciudades pequeñas de México se ven imposibilitados para publicar reportajes sobre corrupción o abusos del poder porque saben que es firmar su sentencia de muerte.

Te puede interesar: El periodismo es cosa pública, más no privada

Y cuando proponen estos temas a otros medios o intentan venderlos a los medios “grandes”, normalmente no hay respaldo, no hay apoyo y a veces no faltan los conglomerados mediáticos que literalmente se “roban” esas historias.

Sí, el periodismo colaborativo es una excelente forma de hacer periodismo de alto impacto. Lamentablemente nos hace falta voltear a ver a colegas que tienen esas historias y no cuentan con el apoyo suficiente de sus pares.

Pueden contactarme en Twitter, a través de:

Andrés Solís A. es periodista, autor del “Manual de Autoprotección para Periodistas” y de la “Guía de Buenas Prácticas para la Cobertura Informativa sobre Violencia”.

--
POB/PCL