El Gobierno de Puebla presentó una queja ante la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), porque señala que Floriberto Milán Cantero, encargado de despacho de la dependencia en el estado, hizo omisiones en torno al caso de la construcción ilegal en la Laguna de Alchichica.

De acuerdo a Miguel Barbosa Huerta, gobernador de Puebla, Floriberto declaró que no había daño ambiental a la Laguna de Alchichica, luego que particulares comenzaron a construir un muelle, baños y regaderas a un costado de la zona, por ordenes de Eyerim Espinosa, expresidente municipal de Tepayahualco, aunque no se pidieron permisos al estado ni a la federación.

Puntualmente, en un comunicado, el Gobierno Estatal declara que el funcionario de Profepa aseguró que “no se podía determinar daños ambientales hasta que no se estableciera y determinara la zona federal”; sin embargo, autoridades locales sí encontraron afectaciones a los estromatolitos, arrecifes similares a los corales que tardan miles de años para su formación y ayudan a la laguna.

Explicó que es un tema que debe encargarse la federación, sin embargo, aseguró que buscará que la Fiscalía General del Estado (FGE) de Puebla participe, con el fin de revisar posibles delitos ambientales que se hayan cometido en la zona.

Te puede interesar: Laguna de Alchichica es afectada por particulares con construcción

Desde el 1 de octubre se dio por clausurada la obra, al colocar sellos oficiales, porque elementos de la Secretaría de Medio Ambiente, Desarrollo Sustentable y Ordenamiento Territorial (SMADSOT) acudieron al sitio y encontraron 12 postes de concreto colocados ilegalmente, así como una estructura metálica, de baños y regaderas, en el área natural protegida que está a cargo de la federación.

Construcción en la Laguna de Alchichica
(Foto: Cortesía Gobierno de Puebla)

Posteriormente, el 13 de octubre, las personas nuevamente retomaron la obra, aún sin permisos, y allí interfirió la Comisión Nacional del Agua (Conagua), así como personal de la Dirección de Inspección y Vigilancia de la Secretaría de Medio Ambiente, quienes sufrieron amenazas por parte de los particulares sobre la participación de la Policía Estatal o cualquier tipo de acción legal en su contra. Finalmente, dos personas fueron detenidas, y dejadas en libertad tras la intervención de la Profepa.

Es preciso resaltar que los daños provocados a esta importante zona ambiental para el país y el mundo son irreversibles, ya que las estructuras naturales tienen millones de años. Además, hay presencia de ajolotes y charales, así como matorral desértico rosetófilo y pastizales halófilos”, sostiene el Gobierno de Puebla.
Lee también: Ajolote de Alchichica: única especie que vive en alta salinidad

Por tal situación, Miguel Barbosa comentó que permanecerán monitoreando el área natural protegida, así como se le dará seguimiento a la cuestión legal hasta determinar delitos que se hayan cometido.

 

__

POB/KPM