Una nueva investigación internacional sobre creación de empresas offshore y manejo de fortunas en paraísos fiscales volvió a salpicar en México a políticos, entre ellos a Julio Scherer, ex Consejero jurídico de la Presidencia; Jorge Arganis Díaz Leal, Secretario de Comunicaciones y Transportes y el senador morenista Armando Guadiana.

En el caso denominado "Pandora Papers", que surgió luego de la filtración masiva de casi 12 millones de documentos a escala global y en el que participaron medios como El País, Proceso, Quinto Elemento Lab y Univisión, también se incluye a Julia Abdala, pareja de Manuel Bartlett, director de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Los empresarios Germán Larrea y María Asunción Aramburuzabala también aparecen en la lista de personajes que trasladaron recursos a paraísos fiscales.

La investigación exhibe cómo unos tres mil mexicanos han creado sociedades de papel para comprar, en algunos casos propiedades jets privados y yates, pero también para gestionar inversiones, abrir cuentas bancarias y guardar las utilidades de sus negocios.

Aunque tener una sociedad "offshore" no es un crimen, en muchos casos su opacidad permite la comisión de delitos como el lavado de dinero, la corrupción o la evasión fiscal.

Consentido en Miami

En el caso de Julio Scherer, ex consejero jurídico del Presidente Andrés Manuel López Obrador, en 2017 era el único propietario de una compañía radicada en las Islas Vírgenes Británicas, de acuerdo con la investigación.

La compañía 3202 Turn Ltd tenía activos de dos millones de dólares procedentes de su trabajo como abogado. Las acciones de la sociedad presuntamente las recibió en 2011 de una familia de empresarios mexicanos que estaban entre sus principales clientes.

Según los documentos a los que tuvo acceso la investigación, esa compañía "offshore" posee el 100 por ciento de las acciones de una empresa de responsabilidad limitada en Florida, un tipo de estructura financiera conocida como LLC.

Bajo el mismo nombre que la compañía ubicada en las Islas Vírgenes, hay una registrada en Miami, que se denomina 3202 Turn LLC.

Esta empresa es propietaria de un departamento lujoso con vista al mar en Miami. Este inmueble fue comprado en 2006 por 1.2 millones de dólares y, según el registro oficial del condado de Miami Dade, los impuestos de vivienda los pagó Scherer entre 2013 y 2016.

La empresa en Islas Vírgenes quedó inactiva en 2019, un año después de que Scherer entró al Gobierno mexicano, pero la compañía de Florida sigue siendo propietaria del departamento.

Según la investigación, Scherer declinó responder las preguntas sobre las empresas y el departamento, y justificó que la investigación alude a un periodo en su carrera en el cual "no era funcionario público sino profesionista independiente".

"Me es indispensable aclarar que siempre me he conducido conforme a derecho, a mis principios personales y así lo seguiré haciendo", dijo Scherer al responder los cuestionamientos.

Tips fiscales

Jorge Arganis Díaz Leal, Secretario de Comunicaciones y Transportes aparece como propietario de Desbond Finance Limited, una empresa creada en febrero de 1998 en las Islas Vírgenes Británicas.

De acuerdo con la investigación, entre 1998 y 2003, el funcionario tuvo el poder general. La compañía fue formada con la intermediación del despacho panameño Alemán, Cordero, Galindo & Lee (Alcogal) y el Stanford Financial Group, del multimillonario Allen Stanford, quien en 2012 fue sentenciado a 110 años de cárcel en Estados Unidos por un fraude millonario.

Arganis, quien sustituyó en la SCT a Javier Jiménez Espriú, reconoció a los investigadores su participación en la sociedad, pero aseveró que fue creada como parte de la estrategia financiera que Stanford recomendaba a sus clientes.

"Cabe aclarar que mis recursos eran producto del ejercicio profesional en el sector privado", aseguró a los autores de la investigación.

Además, el Secretario indicó que aún no ha recuperado su inversión, pero no aclaró si sigue vinculado a la firma ni si reportó esos bienes en su declaración patrimonial.

Culpa del contador

El senador morenista Armando Guadiana también aparece junto con su familia como cliente de Stanford, según "Pandora Papers".

El también empresario taurino y carbonífero creó en marzo de 2007 The Hawaii Trust, un fideicomiso que resguarda 50 mil acciones de Atlantic Industries International Limited, una empresa opaca basada en las Islas Vírgenes Británicas.

La estructura fue creada a través del agente Alcogal con un depósito inicial de 250 mil dólares y el senador aparece como el único beneficiario hasta su muerte, momento en el cual sus cuatro hijos pasan a ser beneficiarios en partes iguales.

Guadiana reconoció en entrevista con los realizadores de la investigación la creación de la estructura para un proyecto minero en Colombia, pero aseveró que no invirtió en ella.

En las declaraciones patrimoniales públicas que presentó como senador esa inversión no aparece, según la investigación.

¿De dónde viene ese patrimonio declarado cuando creó su fideicomiso?, se le preguntó en entrevista previa a la publicación de "Pandora Papers"

Yo no sé, fíjate, porque la cantidad eso sí desconozco. Le diría una mentira, respondió.

Respecto a lo reportado en su declaración patrimonial indicó que "ahí hubo un error, los contadores me entendieron mal la pregunta en la declaración patrimonial, entendieron que si no tenía conflicto de interés".

Apoderada de acciones

Julia Elena Abdala Lemus, pareja sentimental del titular de la CFE, Manuel Bartlett, es dueña de 10 mil acciones de Roybell International Inc., una sociedad panameña de papel que no cuenta con empleados ni oficinas, y cuyo primer accionista se mantuvo en el anonimato que garantizan las acciones al portador.

Abdala Lemus, quien no respondió a las solicitudes de comentarios de los investigadores, se convirtió en accionista de la offshore cuando Barlett, su pareja de 20 años, despachaba como senador del PT.

La compañía fue creada en diciembre de 2011 con un capital inicial de 10 mil dólares, y en 2017, Abdala Lemus tomó el control total de la sociedad.

Una investigación periodística del portal de Carlos Loret de Mola reveló en 2019 que Bartlett había omitido registrar en su declaración patrimonial y de intereses la existencia de 25 inmuebles con un valor aproximado de 800 millones de pesos y 12 empresas que están a nombre de Abdala Lemus y sus hijos.

No obstante, la Secretaría de la Función Pública exoneró al titular de la CFE y cerró el caso al no encontrar delitos.

 

 

 

--
POB/LFJ