Premio Nobel de la Paz 2021 es otorgado a periodistas

Es la primera vez que el Premio Nobel de la Paz reconoce la libertad de expresión e información al galardonar a los periodistas Maria Ressa y Dmitry Muratov.

Los periodistas Dmitry Muratov, originario de Rusia, y Maria Ressa, originaria de Filipinas; fueron galardonados la mañana del viernes 8 de octubre con el Premio Nobel de la Paz 2021 por "la valiente lucha por la libertad de expresión".

Ressa ha centrado su enfoque en la campaña criminal antidrogas del Presidente Duterte en Filipinas. Por su parte, Muratov informa desde hace 27 años en su periódico, sobre temas censurados del Gobierno de Rusia.

Lee también: Periodistas asesinados en México en 2020

Es la primera vez que el Premio Nobel de la Paz reconoce la libertad de expresión e información, el cual fue entregado por el Comité Noruego y quienes afirmaron que los periodistas han utilizado la libertad de expresión para "exponer el abuso de poder, violencia y autoritarismo".

Son representantes de todos los periodistas que defienden este ideal en un mundo en el que la democracia y la libertad de prensa se enfrentan a condiciones cada vez más adversas”, expresó Berit Reiss-Andersen, Presidente del Comité Noruego.

Maria Ressa

Maria Ressa, actualmente con 58 años, tiene nacionalidad filipina y estadunidense y quien estudió en la Universidad de Princeton. En abril de 2021 fue galardonada con el Premio Mundial de la Libertad de Prensa UNESCO/Guillermo Cano 2021.

Trabajó en CNN en el sudeste asiático durante 20 años y donde se especializó en terrorismo, investigando vínculos entre las redes de Al Qaeda y activistas de la región.

En 2012 creó el portal Rappler, en donde publica investigaciones multimedia, informando con una visión crítica sobre el Presidente Rodrigo Duterte. Por el cual ella y su medio han enfrentado múltiples proceso judiciales.

Dmitry Muratov

Dmitry Muratov, actualmente de 59 años, está vinculado estrechamente con Novaya Gazeta, su portal de noticias y el cual también ha sido nominado varias veces al Nobel.

En 1993, encabezó el grupo de periodistas que abandonaron el diario Komsomólskaya Pravda, después de dos años de la desintegración soviética. Con el objetivo de crear un nuevo periodismo, enfocado a la línea con los nuevos vientos democráticos que surgían en Rusia.

Su medio se convirtió en un proveedor de informaciones censuradas importantes, dentro de una sociedad que poco se mencionaba en otros medios u otras partes del mundo.  Incluso, desde su fundación, seis periodistas han sido asesinados, por lo que Muratov dedicó este premio a toda la gente que trabaja y ha trabajado en el periodismo.

 

 

__

POB/PCL