Puebla es el estado con mayor producción de flor de cempasúchil a nivel nacional y la mayor parte de la cosecha se da en la región de Atlixco, a las faldas del volcán Popocatépetl.

En esa zona trabaja Alberto Silva quien ha sembrado la flor de cempasúchil por más de 20 años y ha dominado la técnica para que la planta crezca brillante.

En entrevista con Poblanerías.com, don Alberto  explica que los compradores buscan las flores con más color en sus hojas, por lo que el cempasúchil cultivado en la región de Tochimilco, Puebla, es de los más bonitos del país:

"Esta planta lo que quiere es sol, porque cuando se cultiva a la sombra sale más pálida y con el sol toma más intensidad el color y crece más la planta. Afortunadamente este año hubieron buenas lluvias y no perdimos nuestros cultivos".

El origen de la palabra Cempasúchil proviene del Nahuátl "cempohualli", que quiere decir: número veinte; y xóchitl que significa: flor.

Lo anterior se traduce como veinte flores o la flor de veinte pétalos. También es nombrada como flor de cempoal, flor de muerto, flor de difunto o clavel chino.

Campo de Flor de Cempasúchil
(Foto: Rodrigo Peña/Express Media)

Para los mexicas, la flor representaba los rayos del sol y por ello la ponían para decorar sus tumbas pues consideraban que las hacían ver más vistosas y que el olor guiaba a los muertos, asimismo pintaban continuamente la flor en los retratos de sus guerreros.

Continúan los efectos de la pandemia

La pandemia por la COVID-19 provocó una baja en la venta de flor de cempasúchil durante 2020, debido a la poca demanda por la falta de actividades de la temporada.

Lee también: ¿Cómo reutilizar la Flor de Cempasúchil tras Día de Muertos?

Por ello, los campesinos han optado por disminuir la cantidad de flores que plantaron durante este año, como es el caso de Alberto Silva, quien usualmente planta una hectárea de flor de cempasúchil; y este año apenas plantó un cuarto de hectárea.

"Aquí no tenemos un trabajo permanente, trabajamos, trabajamos y si la cosecha nos ayuda es bueno, si no, nos va bastante mal. Por eso esperamos que haya buenos precios en el mercado".

Este año, don Alberto espera vender la maleta de flor de cempasúchil entre 40 y 50 pesos, un precio barato comparado con otros años, pero le permitiría guardar dinero para el resto del año.

Campo de flor de cempasúchil
(Foto: Rodrigo Peña/Express Media)

La odisea para vender flor de cempasúchil

Para que sea redituable a los productores, la flor de cempasúchil comienza a sembrarse con cuatro meses de anticipación. Así, para octubre, los campos poblanos estarán repletos de plantas.

Don Alberto señala que, cada año es más complicado encontrar jornaleros que le ayuden a cortar la flor para ir a venderla, pues sus pretensiones económicas aumentan hasta los 200 pesos por jornada de corte, incrementando el precio de producción.

"La flor se vende más cara en los mercados, pero son los revendedores los que se llevan la mayor parte. Los campesinos somos los que vamos a que medio nos ayuden y nos compren barato, y como no tenemos dinero, uno se conforma con lo poquito que le dan".

Además, para vender la planta debe trasladarse al Mercado de las Flores en Atlixco, lo cual le genera costos de traslado y pagar derecho de piso en el mercado. Sin embargo, no siempre logra vender todas las flores que cultiva, reduciendo su margen de ganancia.

Para comprar flor de cempasúchil directamente con Alberto, pueden contactarlo al número telefónico 224 109 7823.

Así se ve un campo de flor de cempasúchil


 

--
POB/LFJ