Un total de 12 tipos de sopas instantáneas, de diversas marcas, ordenó la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) que fueran retiradas del mercado, debido a su declaración nutrimental engañosa o falsa y que pone en riesgo la salud de quienes las comen; sin embargo, aclara que no se retiran todas las existentes y de cualquier marca.

De acuerdo a Ricardo Sheffield, Procurador Federal del Consumidor, se retiraron del mercado 129 mil 937 unidades de sopas instantáneas, que corresponden únicamente a 12 productos de nueve marcas diferentes, luego de estudios realizados y publicados en la Revista del Consumidor del mes de Octubre 2021.

¿Cuáles son las sopas instantáneas que retiró la Profeco?

En un operativo, y ante infracciones de la ley en las que incurren diversas marcas, desde incumplir con el nuevo etiquetado, o declarar falsa información nutricional, y hasta por utilizar envases dañinos para la salud, Profeco retiró las 129 mil 937 piezas en específico de los siguientes productos:

  1. Maruchan Ramen
  • Producto específico: Pasta de harina de trigo precocida con mezcla de condimentos deshidratados sabor pollo, 85 g
  • Conclusión: Declara contener vegetales, sin embargo, es solo 0.01 g, que es lo que cabe en la punta de una uña. Asimismo, no es de pollo, sino que contiene saborizantes de este.
  1. Buldak Cheese
  • Producto específico: Sopa instantánea de pollo sabor queso picante, 140 gramos
  • Conclusión: Publicidad engañosa, porque no incluye pollo, sino polvo artificial de pollo. Además, incluye sellos de exceso de grasas saturadas y sodio, por lo que no debe incluir personajes (caricaturas) y sí lo hace.
  1. Knorr Pasta Lista
  • Producto especifico: Fusilli con salsa sabor a queso y un toque de hierbas, 65.5 g
  • Conclusión: Expresan mal las calorías para esconder el verdadero valor calórico, que es bastante alto y con poca proteína. Además tiene azúcares añadidos y no lo indica.
  1. Myojo
  • Producto especifico: Pasta para sopa de fideos instantáneos
  • Conclusión: No indica correctamente el aporte calórico y no declara la información nutrimental sobre el producto preparado.
  1. Selecto Brand
  • Producto especifico: Sopa de fideos. Pasta de sémola de trigo precocida para preparar sopa.
  • Conclusión: Es el que más grasa tiene, a comparación del resto, y no indica correctamente su aporte calórico.
  1. J-Basket
  • Producto especifico: Pasta para sopa de Fideos instantáneos sabor Curry, 233 g
  • Conclusión: No cumple con la norma de etiquetado, porque no trae información nutrimental sobre el producto preparado, y no trae instrucciones en español.
Te puede interesar: Profeco somete a estudio aguas saborizadas ante azúcares añadidos
  1. Chikara Udon
  • Producto especifico: Pasta de Trigo Estilo Oriental, 198 g
  • Conclusión: No cumple con la norma de etiquetado, debido a que sus instrucciones no están en español.
  1. Ottogi Ramyon
  • Producto especifico: Tallarines instantáneos sabor pollo, 120 g
  • Conclusión: Publicidad engañosa, porque el empaque hace creer que contiene zanahoria y no es así.
  1. Kraft
  • Producto especifico: Pasta con salsa sabor queso, 58 g
  • Conclusión: Tiene una alta cantidad de carbohidratos, y no declara la información nutrimental sobre el producto preparado.
  1. Nongshim
  • Producto especifico: Pasta para sopa de fideos instantáneos, 75 g
  • Conclusión: Contiene la mayor cantidad de sodio, a comparación del resto, y no declara la información nutrimental sobre el producto preparado.
  1. Udon
  • Producto especifico: Pasta para sopa de fideos instantáneos estilo Japonés.
  • Conclusión: No declara la información nutrimental sobre el producto preparado, y es el que más sellos de advertencia presenta.
  1. Sapporo
  • Producto especifico: Pasta para sopa de fideos instantáneos, 100 g
  • Conclusión: Es el que más sodio contiene, y no declara la información nutrimental sobre el producto preparado.

Otros hallazgos en la Revista del Consumidor de Octubre 2021

En el estudio de las marcas de sopas instantáneas, se analizaron 33 marcas que vienen en vaso, tazón o sobre, para determinar la veracidad de su contenido, específicamente en cuanto a grasa, proteína, carbohidratos, contenido energético, etiquetado y sellos de advertencia.

Si se consume este tipo de alimentos de forma habitual, es probable que derive en enfermedades crónico-degenerativas, tales como diabetes, obesidad e hipertensión, por causa de una mala alimentación”, indica el estudio.

La Profeco advierte sobre las sopas que están empacadas en unicel, puesto que no son ecológicos y tardan de 500 a 800 años en degradarse, además al calentarse en microondas liberan dioxinas que se combinan con los alimentos y son nocivas para la salud del consumidor.

Añade que las sopas instantáneas pueden ayudar a que coma la gente que tiene falta de tiempo o que busca comodidad, pero pide pensar cuál es verdaderamente el aporte nutrimental de estas.

__

POB/KPM