Con la profundización de los estudios determinaron que, el socavón de Santa María Zacatepec, en Juan C. Bonilla; fue por causas naturales y actividad humana.

De acuerdo con los resultados de los estudios climatológicos, hidro geoquímicos y de mecánica de suelos; presentados por el Gobierno del Estado de Puebla, la formación del socavón fue derivado de causas naturales y se acrecentaron por la extracción de agua en el acuífero del Valle de Puebla, los cuales se intensificaron en los últimos 15 años.

Beatriz Manrique Guevara, Secretaria de Medio Ambiente, Desarrollo Sustentable y Ordenamiento Territorial (SMADSOT) explicó que, el proceso que derivó el socavón fue:

La remoción de los sedimentos finos, es decir, los limos, que son los que cohesionantes de la tierra, son los que generaron oquedades individuales y posteriormente se comunicaron generando un gran vacío y este colapso.”

Es decir, derivado de un proceso natural de disolución de rocas y la pérdida de limos, que es un elemento que mantiene la tierra comprimida; fueron generando huecos pequeños que, en un momento se juntaron y crearon uno más grande, hasta que se abrió el socavón que actualmente conocemos.

Te puede interesar: La pared que aguantó seis días al socavón de Santa María Zacatepec

Asimismo, informaron que las características del socavón no han variado mucho, las cuales son:

  • 123x126 metros de perímetro
  • Tiene forma de cono
  • Hay agua en el fondo con dos metros de profundidad en la orilla y se extiende en el centro.
  • El agua es "sana", pues está dentro de los límites permisibles que establece la NOM 127.

Peligro en zonas aledañas

Socavón
Perímetro de seguridad del socavón en la comunidad de Santa María Zacatepec
(Foto: Juan Carlos Sánchez Díaz / Express Media)

En los estudios de las zonas aledañas, muestran que las tierras están inestables y las causas que provocaron el actual socavón, podrían replicarse en algún otro punto de la zona agrícola.

Beatriz Manrique comentó que se detectaron 14 puntos con muy poca compresión (es decir, vulnerables) pero solo han detectados dos oquedades: al noroeste y al suroeste. Estos tienen medidas de entre 5 y 10 metros y con una profundidad de 50 metros.

La recomendación es extender el perímetro de seguridad al noroeste porque de la oquedad que se encuentra en ese lado, está fuera del actual perímetro. Se busca ampliarlo 2.5 hectáreas.

Además, invitaron a los pobladores a no acercarse ni llevar maquinaria pesada, pues todo puede ser riesgoso.

 

__

POB/PCL