La vasectomía es un método anticonceptivo permanente para los hombres que desean no tener hijos, además tiene efectividad del 99% y se puede realizar una cirugía “sin necesidad de bisturí”, con anestesia local, y sin requerir hospitalización.

Según información de Marie Stopes México, una Organización No Gubernamental (ONG), la cirugía dura alrededor de 30 minutos y el hombre sale caminando de la clínica u hospital, mientras que la recuperación lleva de dos a siete días.

Una vasectomía se la puede realizar cualquier hombre mayor de edad que así lo decida por su voluntad, por lo cual es recomendable que se informe con anticipación y asista con un médico especialista en urología, para que le explique a detalle el procedimiento, así como que aclare cualquier duda del paciente.

En ese sentido, la Asociación Europea de Urología cuenta con una guía clínica sobre la vasectomía —que se realizó con investigaciones y estudios entre 1980 y 2010— donde respalda el procedimiento quirúrgico y expone que no hay contraindicaciones absolutas para someterse a este.

Tras el análisis del semen se puede dar el alta en caso de azoospermia documentada y en el caso de espermatozoides inmóviles en la eyaculación por lo menos tres meses después del procedimiento”, sugiere.
Te puede interesar: Vasagel, primera inyección anticonceptiva para hombres

Beneficios y mitos de la vasectomía

Existen múltiples mitos en torno a la vasectomía, que han sido desmentidos por especialistas, estudios, ONG’s y diversas instituciones. Por ejemplo, de acuerdo Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), algunos de los beneficios tras someterse al procedimiento quirúrgico son:

  • Es un método anticonceptivo permanente.
  • No interfiere con la actividad sexual.
  • No hay riesgos inmediatos o a largo plazo para la salud.
  • Es un procedimiento quirúrgico sencillo que no requiere hospitalización.
  • La recuperación es rápida, permitiendo regresar rápidamente a sus actividades habituales.
  • Es el método ideal en el hombre, cuando su pareja presenta problemas de salud crónicos.
  • No produce impotencia, disminución de la libido (deseo sexual) o de la cantidad del semen, pérdida de la capacidad para tener orgasmo, cáncer, ni enfermedades del corazón.

Asimismo, la Marie Stopes México asegura que:

  • No afecta a los testículos.
  • No disminuye el deseo sexual.
  • No cambia las preferencias sexuales.
  • No cambia el aspecto del pene.
  • No causa cáncer.
Una de las mayores preocupaciones para los hombres es si afecta o no su virilidad, pero no afecta para nada la virilidad, el hombre continuará sintiendo placer sexual y eyaculará normalmente (solo que sin espermatozoides). El cuerpo continúa creando hormonas, tendrá la misma cantidad de líquido seminal y seguirá teniendo erecciones firmes”, expone.

¿Cómo se hace la vasectomía “sin bisturí”?

Con palabras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la vasectomía “sin bisturí” es un procedimiento muy sencillo, económico y rápido. Se aplica anestesia, posteriormente se hace una pequeña incisión en el escroto con tijeras y se procede a cortar los conductos deferentes, por donde pasan los espermatozoides.

Posteriormente, cuando se localizan estos pequeños tubos, se bloquean según la técnica que considere oportuna el médico y luego se sutura la incisión, para proceder a evaluar al paciente por unos minutos y después permitirle retirarse por su propio pie.

Aunado a lo anterior, tras la cirugía, los espermatozoides sí siguen produciéndose, pero permanecen en los testículos y el cuerpo los reabsorbe, puesto que ya no salen en las eyaculaciones, explica la ONG.

Los cuidados después de la cirugía, según el IMSS, son:

  • Colocar una bolsa con hielo cubriendo la región con un lienzo limpio, aplicándola durante 30 minutos, descansar 30 minutos y repetirlo por cuatro ocasiones.
  • Permanecer en reposo durante ese tiempo.
  • Al día siguiente retirar la gasa, bañarse y colocar una gasa estéril y usar un suspensorio elástico o trusa ajustada durante siete días.
  • Evitar realizar esfuerzos físicos (cargar objetos pesados) y abstenerse de tener relaciones sexuales durante los primeros siete días.
  • La pareja debe continuar con un método anticonceptivo de apoyo hasta que el médico se lo indique (aproximadamente tres meses o después de 25 eyaculaciones).

__

POB/KPM