El Páramo de los Duendes: magia y misticismo en Huaquechula

Está ubicado en Huaquechula, Puebla y se busca una convergencia entre el usuario y alguno de los 50 duendes que hay en este espacio.

A una hora de la ciudad de Puebla, se encuentra El Páramo de los Duendes, un lugar místico y mágico en el municipio de Huaquechula, donde podrás ponerte en contacto con la naturaleza y las criaturas que caracterizan el lugar.

En entrevista con Poblanerías.com, Hilario Reyes Sarmiento, precursor y guía, comenta que este sitio surgió en 2019 con el objetivo de dar a conocer a México y sobre todo a Puebla, los relatos orales que existen en los pueblos antiguos, como lo es Huaquechula.

Dichos relatos, dice, se componen de anécdotas y leyendas que buscan recordar el origen y las raíces. Por eso, El Páramo de los Duendes busca mostrar la identidad que tiene Huaquechula, desde tiempos prehispánicos.

Vista de El Páramo de los Duendes (Foto: Juan Carlos Sánchez Díaz/Express Media)

Así, uno de los objetivos del lugar es regresar y vivir tradiciones prehispánicas, mismas que se han modificado a través del tiempo y se han visto influenciadas por creencias y religiones que se han profesado tras la Conquista, señala Hilario.

El duende y la identidad mexicana

Para Hilario Reyes, en México la representación del duende se ve influenciada por las imágenes que se tienen de estos seres en otros países como Irlanda o incluso, por personajes ficticios como Santa Claus y Blanca Nieves.

Te puede interesar: Un santuario violeta: el rancho San Martín Lavanda

Sin embargo, los duendes que le dan identidad a pueblos como Huaquechula son seres que tienen características específicas en su aspecto y son conocidos como ateteos, chaneques, tlaloques o aluxes, entre otros.

Lo que El Páramo de los Duendes busca es darles una identidad, en este caso a la comunidad de Huaquechula y que las personas se acerquen a conocerlos, dejando atrás tabúes e ideas erróneas sobre ellos.

Los duendes existen en Huaquechula

El lugar está abierto para todo el público, sin importar las creencias o religión que practiquen, pues se realiza un recorrido con cierta espiritualidad.

Hilario Reyes comenta que, al llegar el visitante, se debe tocar la campana de la entrada, de esta forma, se les hace saber a los duendes que alguien está por entrar y los quiere conocer.

El Páramo de los Duendes
A los duendes se les pueden dejar objetos como dulces o monedas y hacerles una petición. (Foto: Juan Carlos Sánchez Díaz)

Las villas de los duendes están rodeadas de naturaleza, como plantas, árboles, aromas. Un toque de música ayuda a impregnar la serenidad, tranquilidad y sensación de paz que se vive en el lugar.

Durante el recorrido, Hilario Reyes y su hermano Silverio, explican y describen a cada uno de loso duendes y lo que los caracteriza. Aunado a eso, se brinda una concientización, sensibilización y reflexión sobre temas que aquejan en la actualidad.

En El Páramo de los Duendes hay alrededor de 50 ejemplares hechos de madera y tallados a mano, así como las casitas donde viven. Hilario Reyes señala que cada uno es especial y tiene una encomienda.

Al estar interactuando en las energías de las plantas, árboles y sumergirse en el plano de duendes, el público puede tener una conexión con alguno de ellos, y poder regresar (a dar las gracias) al hacer una petición”, cuenta.

Los visitantes pueden dejar dulces, monedas, pequeños objetos, etcétera, como forma de regalo hacia los duendes. Si desea hacer una petición, el visitante deberá hacer una conexión energética con él.

Duendes, seres únicos

Los duendes son criaturas mitológicas, místicas y mágicas que proyectan ciertas energías. Algunas comunidades aludían a que eran como niños que se les veía salir de la tierra, árboles, ríos, plantas o elementos de la naturaleza.

(Foto: Juan Carlos Sánchez/Express Media)

Son parte de los seres elementales, que incluye seres mágicos como hadas, troles, elfos, nomos; todos diferentes con características. También se cree que son seres feéricos representados como espíritus del bosque o guardianes que se encargan de proteger la naturaleza.

Los hermanos Reyes Sarmiento buscan desestigmatizar la idea de que los duendes se relacionan con algo malo o que son seres peligrosos.

En realidad, dice Hilario, se trata de seres que, como las leyendas los retratan, interactúan con los humanos y pueden llegar a hacer travesuras.

Bajo la sinergia que se trabaja en el Páramo, evidentemente lo que dejan aquí es lo que se llevan. Si dejas algo bueno, te vas a llevas algo bueno. Si alguien deja algo malo, se va a llevar algo malo. De ahí la frase, 'No existe magia negra o magia blanca, solo la intención que se tenga'.”, explica Hilario Reyes

Que son seres que recompensan las buenas acciones y castigan a las personas egoístas y deshonestas.


¿Dónde está el Páramo de los Duendes?

El Páramo de los Duendes está abierto de viernes a domingo de 10:00 de la mañana a 7:00 de la noche. La entrada tiene un costo de 20 pesos para niños y 40 pesos para adultos y se ubica en la calle 2 Oriente 402-C en Huaquechula, Puebla.

Por la temporada de Día de Muertos, estará abierto todos los días del 29 de octubre al 7 de noviembre, con un horario de 10:00 de la mañana a 11:00 de la noche.

Para programar alguna visita nocturna de viernes a domingo, se deberá realizar una cita a través de la página de Facebook: El Páramo de los Duendes.


Texto: Pamela Camacho
Video: Lizeth Flores
Fotos: Juan Carlos Sánchez

 

 

--
POB/LFJ