El Hospital Universitario de Puebla (HUP) recibió por segundo año consecutivo el Distintivo H, debido a sus áreas de cocina y nutrición clínica que se desempeñan con optimización e higiene en sus procesos, el cual otorgan las secretarías de Turismo y de Salud.

De acuerdo a un comunicado de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), esta certificación representa el cumplimiento en las normas de calidad y manejo inocuo de los alimentos, desde la recepción de la materia prima hasta su entrega.

Aunado a lo anterior, puntualiza que con esto también refrendan el compromiso con el servicio para derechohabientes y personal médico, pues  “los alimentos que consumen los pacientes impactarán de manera positiva y sin riesgo en el fortalecimiento de su estado inmunológico y emocional”, según indica Emmanuel Castro Benítez, coordinador de la Cocina Hospitalaria.

Para obtener esta recertificación, la cual se apega a la Norma Mexicana NMX-F-605-NORMEX-2018, el personal de estas áreas tuvo que cumplir con capacitaciones en temas de contaminación de alimentos, zonas de peligro por temperatura, control de plagas, técnicas para el lavado, desinfección, limpieza, almacenamiento, congelación, refrigeración, descongelación e higiene personal, entre otros.

Te puede interesar: Museo Carolino BUAP: El nuevo centro cultural de Puebla

Asimismo, de la mano de un consultor, fueron evaluados en todos sus procesos operativos, desde lavado de manos, presentación y recepción de la materia prima, verificación de su calidad, hasta la transformación en alimento. A partir de ahí también llevan sistemas de control y manejo de temperaturas, lo que garantiza que los equipos con los que se cuentan mantienen la cadena de frío de forma adecuada.

Cocina HUP
Área de cocina del Hospital Universitario de Puebla (Foto: BUAP)
Es importante porque garantizamos que son alimentos seguros e higiénicos, pero también nutritivos a partir de las necesidades de cada paciente. Un alimento rico y balanceado le sube el ánimo a cualquiera, por eso tratamos de que las dietas sean variadas y les gusten a los pacientes; es decir, que sea una comida inocua, pero con sabor y calidad”, expresó Emmanuel Castro Benítez.

Asimismo, explica que, durante la pandemia se tuvieron que adaptar nuevas medidas, con énfasis en los proveedores, como desinfección de los contenedores donde vienen los productos, además de reforzar la limpieza en todas las áreas, agregó.

En cuanto a la Clínica de Nutrición, a cargo de la nutrióloga Alma Esveidy Muñoz Padilla, con este certificado se da certeza a los pacientes y médicos que el consumo de alimentos en el HUP no comprometerá su salud, pues en promedio se elaboran 80 tipos de dietas para atender las necesidades de cada hospitalizado, mientras que en el comedor para personal se dan 300 comidas diarias.

__

POB/KPM