En Puebla ya entró en vigor, este 5 de noviembre, el decreto para castigar con al menos seis años de cárcel a cualquier persona que cometa el delito de robo de teléfonos celulares, pues ya se publicó en el Periódico Oficial del Estado (POE) el 4 de noviembre.

De acuerdo al documento, el Congreso del Estado de Puebla legisló, porque consideran que el robo de un celular es una afectación patrimonial para la víctima, además representa que quien hace el delito se apodere de información personal, pues suele tener acceso a redes sociales, cuentas bancarias (si se cuenta con las aplicaciones de los bancos), contactos, entre otros.

Asegura que una constante es que los robos se hagan a bordo de una motocicleta, donde las personas que cometen el delito pueden huir, por eso optaron para que esto sea causa para incrementar hasta tres años la sanción.

Hay múltiples casos en la ciudad de Puebla y en todo el Estado; de bandas organizadas cuyo ‘modus operandi’; es la comisión de robos con violencia en agravio de transeúntes, y huir a bordo de una motocicleta desde donde arrebatan teléfonos celulares”, asegura el documento.

Asimismo, expone que, generalmente, gran parte de los dispositivos que son robados, posteriormente son puestos a la venta de forma clandestina e ilegal en el “mercado negro” o en “tianguis informales” violando la fijación de precios y evadiendo cualquier tipo de impuesto; además, la información de la víctima se encuentra totalmente expuesta a cualquier persona, con el consiguiente riesgo de ser divulgada por medio de internet.

La diversidad de dispositivos en cuanto a marcas y costos, hacen que el robo de estos dispositivos se incremente de forma alarmante en nuestra entidad”, expone.

Las modificaciones que se hacen, son en las fracciones XVII Bis y XX Bis al artículo 380 del Código Penal del Estado Libre y Soberano de Puebla, de acuerdo a lo informado en el Periódico Oficial del Estado.

Lee también: Sancionarán con cárcel el robo y secuestro de mascotas en Puebla

Cabe mencionar que, el 56% de robos en territorio mexicano, en calle o transporte público durante 2020, fueron de teléfonos celulares, de acuerdo a la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (ENVIPE) 2020.

Aunado a lo anterior, durante 2019, Francisco Lobato Galindo, presidente de la Red Mexicana de Franquicias, aseguró que en Puebla se roban alrededor de 200 celulares por día y suelen ser vendidos al 50% de su valor original.

__

POB/KPM