Madres en resistencia: De ser víctimas a defensoras

Madres de víctimas de feminicidio crearon una red donde se apoyan entre ellas y además orientan a familiares de quienes han sido asesinadas.

Madres de víctimas de feminicidio han creado una resistencia para enfrentar la violencia feminicida en México, a través de la campaña “Nos van a ver juntas” acompañadas del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF) y Católicas por el Derecho a Decidir (CDD).

A través de esta campaña, se han convertido en defensoras, para luchar por sus casos y apoyar otros desde su experiencia.

En entrevista para Poblanerías.com, María de la Luz Estrada, coordinadora del OCNF, compartió que la campaña surgió para darle voz a las mujeres asesinadas en México por razones de género, además de visibilizar este tipo de violencia que existe en el país, y apoyar a las madres orientándolas sobre qué deben de hacer cuando su hija es víctima de feminicidio.

Considera que el acompañamiento que realizan “es una forma de empoderamiento a las mujeres que tienen que saber que tienen derechos”.

De esta forma surge un acompañamiento colectivo integrado por personas del movimiento y madres que, con su experiencia, ayudan a otras víctimas que aún no saben de los procesos legales que deben pasar, por ello les llama “madres en resistencia”.

Irinea Buendía
Irinea Buendía Cortez, madre de Mariana Lima Buendía, víctima de feminicidio, dando apoyo al caso de Zyanya Estefanía Figueroa Becerril; junto a miembros del OCNF. (Foto: Karen Mojica/Express Media)

Entre las defensoras dentro de la campaña hay al menos dos casos similares: comenzaron a investigarse como suicidio cuando en realidad son feminicidio.

El trabajo se hace colectivo, porque es un acompañamiento donde unas ya pasaron por eso, entonces ayudan a que el transito de la que va a vivirlo sea menos doloroso. Es un ‘caminar juntas’, y decir ‘te acompaño, para que ya no lo vivas tú’, comenta.

María Patricia Becerril Gómez

María Patricia Becerril Gómez, madre de Zyanya Estefanía Figueroa Becerril, explica que su hija realizaba residencia médica en el Hospital Para el Niño Poblano durante 2018.

Lee también: Caso Zyanya deberá investigarse con perspectiva de género

El 15 de mayo recibió una llamada donde le informaron de su muerte, que a pesar de haber sido violenta, las autoridades la manejaron como suicidio.

María Patricia Becerril Gómez
María Patricia Becerril Gómez en las instalaciones del Centro de Justicia Penal de Puebla, pidió nuevamente que el supuesto suicidio de Zyanya se investigue con perspectiva de género. (Foto: Juan Carlos Sánchez Díaz/Express Media)

Señala que las autoridades conocen que existe un protocolo que indica que cuando hay muerte violenta de una mujer, es necesario tratarla con perspectiva de género y como posible feminicidio; sin embargo, en su caso no fue así.

Me hubiera gustado saber a qué puerta acudir para tener ese apoyo. Me hubiera gustado mucho saber desde un inicio que existía un Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio, donde me iban a poder apoyar desde ese inicio y la historia sería totalmente distinta para nosotros”, explica.

Dice que para una madre de una víctima, el suceso representa por sí una situación difícil de llevar, el camino se hace más pesado cuando no se tienen conocimientos sobre qué hacer, cómo actuar y dónde pedir apoyo.

Conocemos casos de compañeras que llevan más de 10 a 8 años. Es toda una vida para nosotras, porque para algunas sus hijas eran hijas únicas, otras tenemos otros hijos y el estar en los procesos, nos aísla mucho de estar en su compañía y sus necesidades, pero entienden la necesidad que estemos atentos y se hagan los peritajes y casos”, explica.

Es por eso que se unió a la campaña “Nos van a ver juntas”, donde encuentra apoyo en otras madres o familiares de víctimas de feminicidio y da acompañamiento a otras que recién están viviendo el proceso.

Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio
Integrantes del protestando ante feminicidios, afuera de Congreso de Puebla, durante 2020. (Foto: Agencia Es imagen)

Respecto al caso de Zyanya, comenta que se encuentra en un plazo que dio el Juez de Control al Ministerio Público poblano para que revise “errores en los que incurre la investigación” y se investigue bajo la perspectiva de género.

María Magdalena Velarde Tepos

María Magdalena Velarde Tepos, madre de Fernanda Sánchez Velarde, menciona que su hija sufría violencia por parte de su pareja, quien la asesinó colgándola en el patio de su casa, para simular un suicidio.

Sin embargo, los dictámenes médicos y criminalísticos arrojaron que presentaba lesiones como: golpes en la cara, heridas con arma blanca en brazos, en el cuello de estrangulamiento, nariz y quijada rotas y otros.

Tras la muerte de su hija, en 2014, María Velarde desconocía, por ejemplo, que tenía derecho a un psicólogo y a un abogado.

A mí me hubiera gustado que, así como a los culpables les leen sus derechos, a mí me hubieran leído qué derechos tenía, porque las autoridades nunca dicen qué derechos tenemos”, agrega.

En ese sentido, explica a Poblanerías.com que comenzó a tener noción de sus derechos hasta el momento que tuvo acompañamiento del OCNF; por ello, con su experiencia, sostiene que hace falta que las autoridades apoyen a las familias de víctimas.

Otra de las irregularidades que señala es el hecho que exista corrupción, pues menciona que en el caso de Fernanda las autoridades pudieron haber recibido dinero para hacerlo pasar como suicidio, pese a las pruebas que indican que fue feminicidio.

Lee también: Investigaciones por feminicidio carecen de protocolos de género

Luego de siete años de lucha, en 2021, el caso se reclasificó como feminicidio. Durante ese tiempo, dos de sus hijos fueron asesinados en la búsqueda de justicia. Será hasta el 9 de diciembre de 2021 cuando se realice un juicio oral sobre el caso.

En este caminar, de pedir justicia, en 2017 me asesinan a mis otros dos hijos. Fueron secuestrados y torturados. Yo espero que ya sentencien a este hombre, porque es lo menos que se merece”, expone.

Con toda su experiencia, María Magdalena puede apoyar a otras madres y familias, para que su proceso tenga acompañamiento y puedan asesorarse sobre qué hacer o sobre por qué las cosas de hacen de ciertas formas, sin dejar de lado los derechos que deben conocer.

¿Cómo solicitar apoyo del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio?

Para cualquier persona que desee solicitar el acompañamiento que realiza el OCNF, solo es necesario comunicarse a través de sus sitio web observatoriofeminicidiomexico.org o enviar un mensaje al teléfono 55 18 32 2704.

Es importante que las personas que desean contactar a la organización, se identifiquen en el mensaje y expliquen parte de su caso.

María de La Luz Estrada indica que la orientación y apoyo que brindan es gratuito, y va desde lo legal hasta lo psicológico, entre otros aspectos, para que se logre hacer justicia en sus respectivos casos.

 

 

--
POB/LFJ