Olimpia Coral Melo, activista poblana, emitió un discurso en la Cámara de Diputados, en el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres.

Donde se paró en el podio durante aproximadamente 30 minutos, reconociendo la lucha feminista, cuestionando a los disputados y diputadas, y exigiendo respeto hacia la vida, incluyendo a las mujeres, los animales y a todo aquel que no se le respetan sus derechos.

Mencionó cuando Rosario Castellanos, escritora, periodista y diplomática mexicana reconocida, realizó un discurso similar ahí mismo en 1975. Reconoció a todos los estados que han estado en la lucha por los derechos de las mujeres, pero específicamente quienes legislaron la Ley Olimpia.

No crean que somos machistas y misóginos porque así nacimos, así lo aprendimos. Entonces, tal vez puedas desaprenderlo, si haces consciencia”, dijo Olimpia.

Tocó temas sobre explotación sexual a menores cuando son violentadas, venidas o casadas a la fuerza, pero también a mujeres que son prostituidas: “La explotación de los cuerpos no se regula, se erradica”.

Te puede interesar: Investigaciones por feminicidio carecen de protocolos de género

Cuestionó a los provida, pues está a favor del aborto, mencionando que la legalización del aborto no obliga a nadie a abortar, sin embargo, el no hacerlo sí obliga a las mujeres a parir. “Ser provida es donar órganos, donar sangre, adoptar niños y no comprar animales, y no obligar a una niña de 12 de años a parir”.

“De nada sirve tener poder, si este poder ayuda al patriarcado”

La Ley Olimpia surgió después de que un video sexual de Olimpia Coral fue difundido y viralizado sin consentimiento, y que el 2 de junio de 2021 se publicó en el Diario Oficial de la Federación, donde establece la violencia digital como delito.

Respecto a esto, Olimpia aseguró que la lucha y el reconocimiento no es solo de ella, sino de todas las personas que han participado en la lucha de esta y otras leyes para erradicar la violencia contra la mujer.

No me aprueben a mí y las desaprueben a ellas que, por ejemplo, hoy mis compañeras que van a salir a las calles. Porque conocen nuestras caras, pero no conocen nuestra historia (...) no hice sola la Ley Olimpia, se hizo gracias a ellas.”

Habló sobre el caso, donde aseguró que el feminismo ha salvado su vida, y reconoció a su mamá que, desde el primer momento la apoyó y nunca la culpó por lo que pasó.

Hizo levantar a los diputados y diputadas para cuestionar al sistema patriarcal, y que apoyen a quienes no tienen la oportunidad de estar ahí, alzando la voz. No usarlos simplemente por beneficio político. No culpar ni victimizar, sino respetar.

El miedo cambió de bando. Un día sus hijas, sus nietas y todas las generaciones de mujeres, no vivirán lo que nosotras vivimos. Porque la Ley Olimpia, las luchas de mis compañeras, la lucha de todos y el feminismo, servirán para ellas, lo que no fue para nosotras”, terminó su discurso.

 

 

__

POB/PCL