OPINIÓN: Autoridad electoral en Tlaxcala exigió a periodista revelar su fuente

La misma autoridad le pide al periodista “informe si la nota se trata de un ejercicio periodístico o bien alguna persona solicitó su publicación y en su caso quién pagó dicha nota”.

andres-solis-columnas-headers-poblanerias

Déjenme iniciar en esta ocasión con un sarcasmo.

Resulta que no sólo soy pésimo para cocinar, la verdad es que ni siquiera me gusta. Sería un absurdo que yo le enviara un oficio a una Chef, para que me revelara el ingrediente secreto de su mejor platillo y que al mismo tiempo me diera el nombre de la persona que le dio esa receta y de paso le impusiera como plazo el mismo día en que se lo pido.

Seguro usted se rio al momento de leer el párrafo anterior, y eso fue lo mismo que me pasó cuando leí el oficio ITE-UTCE 20742021, firmado por Rubí Jazmín Gutiérrez García, titular de la Unidad Técnica de lo Contencioso Electoral de la Secretaría Ejecutiva del Instituto Tlaxcalteca de Elecciones (ITE) (así de largo el título).

Resulta que la autoridad electoral en Tlaxcala exigió a un periodista que le revelara su fuente de información; pero se fue más allá cuando la misma autoridad le pide al periodista “informe si la nota se trata de un ejercicio periodístico o bien alguna persona solicitó su publicación y en su caso quién pagó dicha nota”.

Y se sigue de largo cuando amenaza:

Se le hace saber que, en caso de no dar cumplimiento a lo solicitado y ordenado en el acuerdo citado, se hará acreedor a una de las medidas de apremio contempladas en el artículo 34 del Reglamento de Quejas y Denuncias del Instituto Tlaxcalteca de Elecciones”.

Evidentemente que en Derecho como en muchas profesiones, es imposible ser experto en todas las áreas de estudio y esta funcionaria debe ser una experta en derecho electoral, pero seguramente no lo es en materia de derechos humanos y derecho a la libertad de expresión.

La funcionaria del ITE ignora que la propia Constitución establece prerrogativas en materia de derechos de información y dentro de esto ampara el privilegio de la prensa a la secrecía de las fuentes de información.

Te puede interesar: OPINIÓN: El papel del periodismo en los derechos humanos

Por supuesto que una obligación ética y deontológica de un medio es diferenciar la información de la publicidad, pero de eso a exigir que un medio aclare ante una autoridad electoral sobre la naturaleza de sus contenidos es un exceso.

La información que generó ronchas al ITE es una nota que muestra a persona funcionaria pública en funciones usando sus redes socio digitales para hacer promoción de candidaturas de un partido político.

Personalmente pienso que la nota se queda a medias, pero si estos son hechos probablemente constitutivos de faltas a la legislación electoral e inclusive pudieran ser delitos electorales, entonces qué bueno que la autoridad electoral investigue.

Pero la ignorancia sobre el trabajo periodístico hace cometer este tipo de absurdos que vulneran el derecho de informar, atentan contra el derecho de la ciudadanía a ser informada y de paso representan un acto de intimidación contra un medio y sus periodistas.

Si quieren podemos organizar un taller para el personal del ITE.

Oficio ITE
Oficio del ITE (Imagen: ITE)

Pueden contactarme en Twitter, a través de:

Andrés Solís A. es periodista, autor del “Manual de Autoprotección para Periodistas” y de la “Guía de Buenas Prácticas para la Cobertura Informativa sobre Violencia”.

--
POB/KPM