OPINIÓN: Lo que falta es periodismo… sobran “comentaristas y analistas”

andres-solis-columnas-headers-poblanerias

Hace un par de semanas el colega Alberto Nájar escribió un texto que merece leerse y releerse. Salió publicado en el sitio web de Pie de Página bajo el título de “La chumelización de la comentocracia”, que puede leerse en este enlace.

En su análisis, Nájar hace una analogía entre un comediante que aspiró a ser “líder de opinión” y personas que en su momento fueron reconocidas como líderes de opinión, pero que ahora sólo critican por odio y rencor al presidente Andrés Manuel López Obrador.

No hace falta hacer una lista de estas personalidades; cada que puede el propio presidente les menciona en sus transmisiones matutinas y no miente cuando les acusa de que lo critican porque están enojados y enojadas, tal como lo explica el colega Nájar en su texto.

Eso que Alberto llama “chumelización de la comentocracia”, no comenzó con este comediante, en realidad inició con este siglo y gracias a la propia clase política que ha sido cómplice.

Basta recordar cuando Vicente Fox Quesada, siendo aún precandidato a la Presidencia, accedió a presentarse en el programa del comediante Andrés Bustamante para ser entrevistado por “Ponchito”. El resto de candidatos se sintió obligado a acudir.

No podemos olvidar que desde hace dos décadas hay un payaso, si, un payaso, que ha tenido espacios en radio y televisión y hay hasta colegas periodistas que creen que Brozo hace periodismo y no se dieron cuenta que sólo lo legitiman ante una sociedad que cree que “eso” es periodismo.

Lee también: Periodismo y Relaciones Públicas

Concuerdo con cada palabra de Alberto Nájar, pero creo que le faltó hacer una precisión importante. Todas esas personas a las que se refiere como integrantes de la “comentocracia”, NO son periodistas, son intelectuales, pertenecen a la Academia, a la Investigación, pero no hacen periodismo, por eso no tienen el hábito de ofrecer datos duros sobre los cuáles verter su opinión.

Quienes hacemos periodismo y de repente tenemos algún espacio de análisis, tenemos la obligación de ofrecer datos duros, hechos noticiosos comprobables y sobre eso analizar y opinar. Para todo lo demás, claro que queda el modelo Chumel o el formato Brozo.

Pueden contactarme en Twitter, a través de:

Andrés Solís A. es periodista, autor del “Manual de Autoprotección para Periodistas” y de la “Guía de Buenas Prácticas para la Cobertura Informativa sobre Violencia”.

--
POB/RPC