OPINIÓN: Migración y la falta de perspectiva de los medios

andres-solis-columnas-headers-poblanerias

La muerte de 56 personas tras un accidente en Chiapas, representa un hecho sin precedentes. La memoria histórica no tiene registro de un accidente en el que hayan fallecido tantas personas migrantes en un solo día y en un solo incidente. Acaso el asesinato masivo de 72 migrantes en San Fernando, Tamaulipas, el 22 de agosto de 2010, supera en cantidad de decesos, pero el contexto fue distinto.

El accidente que le costó la vida a hombres, mujeres, niñas y niños es un hecho noticioso relevante, pero la cobertura periodística se ha quedado una vez más en la superficie y ha faltado oficio y profesionalismo.

¿Qué le faltó al trabajo periodístico?

En principio se quedó en la “nota roja”, privilegiando la tragedia por encima de la explicación de la misma. Los medios se esperaron a que hubiese algún “parte oficial” para “confirmar” que el chofer se había escapado del lugar, por sólo poner un ejemplo.

Ningún medio explicó, ni ubicó con certeza, la ubicación geográfica del sitio del incidente. Decir que fue en el tramo carretero entre Chiapa de Corzo y Tuxtla Gutiérrez es decir poco, porque nadie tiene la obligación de conocer toda la geografía del mundo y por tanto es obligación de los medios y periodistas dar esos datos.

La prensa se tuvo que esperar a que el comandante de la Guardia Nacional, Luis Rodríguez Bucio diera detalles sobre la empresa propietaria del tráiler y que no había pasado ningún punto de revisión instalado entre la frontera con Guatemala hasta el sitio del accidente, pero nadie le preguntó al jefe de la GN por qué fallaron las revisiones.

Lee también: El papel del periodismo en los derechos humanos

Es más, le compraron la versión de que el grupo de migrantes había abordado el camión en San Cristóbal de las Casas y aun así nadie le preguntó cómo es que 200 personas pudieron subirse a la caja de un tráiler en la tercera ciudad más importante del Estado de Chiapas sin que nadie se diera cuenta.

Sobre las víctimas no faltó la revictimización y los lugares comunes de “pobretear” a las personas, pero ningún medio que vi, leí y escuché, ofreció ningún tipo de información que ayudara a las víctimas y sus familias a encontrar ayuda, atención médica, sicológica, legal o migratoria.

La experimentada periodista Patricia Mercado, directora de Conexión Migrante, me dijo alguna vez que uno de los errores del periodismo en temas de migración es, precisamente, que sólo ve a las personas migrantes como “objeto de la noticia” y no como audiencia que también necesita información útil para tomar sus decisiones.

Ni hablar, hay temas en donde medios y periodistas aún tenemos un largo, muy largo camino que recorrer para ser más profesionales.

Pueden contactarme en Twitter, a través de:

Andrés Solís A. es periodista, autor del “Manual de Autoprotección para Periodistas” y de la “Guía de Buenas Prácticas para la Cobertura Informativa sobre Violencia”.

--
POB/LFJ