Los perros guía son animales de servicio, adiestrados específicamente para asistir y ayudar a personas ciegas o con discapacidad visual grave o avanzada.

Están entrenados para reconocer y evitar obstáculos; sin embargo, la persona también se capacita aprendiendo entrenamiento de obediencia básica canina para poder contar con su servicio.

Un perro guía se puede identificar por el arnés que lleva puesto, lo que indica que está en servicio y se recomienda no tocarlos, acariciarlos ni ofrecerles comida, pues es una distracción que podría ocasionar accidentes.

La raza de los perros guía suele ser únicamente labrador o golden, pues reúnen características adecuadas para desempeñar el trabajo como tamaño, temperamento, pelaje, apego con seres humanos, aprendizaje, entre otros.

Su función es brindar confianza, movilidad, seguridad e independencia a las personas ciegas, pues gracias a ellos, pueden crear una autonomía y desplazarse a la escuela, oficina, restaurantes, museos, cine, etc.

Perro de canoterapia
Los perros labradores o golden cuentan con características para poder ser de asistencia.
(Foto: Rodrigo Peña / Express Media)

La Ley los ampara

Existen diferentes leyes y artículos que respaldan a las personas con discapacidad que cuentan con animales de asistencia y que deberían garantizarlos todos los establecimientos; sin embargo, siguen existiendo lugares que no los permiten por cuestiones de sanidad

El artículo 58 de la Ley Federal de Protección de los Derechos del Consumidor, establece que:

El proveedor de bienes, productos o servicios no podrá negarlos o condicionarlos al consumidor por razones de género, nacionalidad, étnicas, preferencia sexual, religiosas o cualquiera otra particularidad.”

Esto significa que no se permitirá ningún tipo de discriminación. Además, el artículo incluye que no se podrá cobrar ningún tipo de cuota extraordinaria o compensatoria para las personas con discapacidad, donde explícitamente incluye el caso de las personas ciegas con perros guía.

Te puede interesar: Topos femenil: el futbol que empodera a niñas y mujeres ciegas

De la misma forma, en la Ley General para la Inclusión de Personas con Discapacidad indica de forma general que, no se les debe negar ningún servicio y, se les debe garantizar el derecho sus derechos sin discriminación.

En 2018 se aprobó la Ley de los Derechos de las Personas Usuarias de Perros Guía y Animales de Servicio, donde se establece que todo perro guía debe estar acreditado como tal ante una autoridad competente, que garantice que un adiestramiento certificado.

Esta Ley reafirmó todos los derechos establecidos en las leyes anteriores, pero específicamente a personas con discapacidad visual que utilizan a los perros de asistencia.

Cómo solicitar un perro guía en México

La Escuela para Entrenamiento de Perros Guía para Ciegos I.A.P. es la única organización certificada en México que se dedica a criar, educar, entrenar y donar perros guía, además de brindar rehabilitación a personas con discapacidad visual para utilizarlo.

Para solicitar un perro de asistencia, la organización pide como requisito realizar la rehabilitación con costo de recuperación de mil pesos, que incluye: apoyo psicológico (300 pesos por sesión), orientación y movilidad (con bastón blanco) lectura y escritura braille, talleres de inclusión para familiares y amigos, entre otras cosas.

Perro K9 Puebla
(Foto: Rodrigo Peña / Express Media)

Requisitos generales para solicitarlo

Para solicitar un perro guía en la Escuela, la persona debe hacerlo personalmente, redactando una carta dirigida a Silvia Lozada Badillo, Presidente del patronato, exponiendo los motivos de solicitud con nombre, domicilio completo, teléfono, ocupación.

Esta carta puede ser enviada al correo donativos@perrosguia.org.mx o llevarla a las instalaciones ubicadas en Avenida Canal Nacional 1075, Villa Quietud, Coyoacán, CDMX. Y los requisitos para hacerlo son:

  • Tener entre 18 y 55 años
  • Trabajar o estudiar (comprobable), en caso de personas amas de casa, jubiladas o pensionadas, deberán presentar referencias que comprueben que tienen la necesidad de desplazarse.
  • Contar con ingresos que puedan cubrir las necesidades básicas de la persona y el perro.
  • Tener disponibilidad de permanecer 28 días en las instalaciones en Ciudad de México para tomar la capacitación de manejo del perro guía.

El personal se comunicará con el solicitante para informarle si ha calificado y explicar la razón, si es que no. La Escuela especifica que el perro guía no se vende, es una adopción.

Cuánto cuesta adoptar un perro guía

Desafortunadamente, adoptar un perro guía en México es algo complicado y costoso, pues no existen variedad de lugares certificados donde puedas hacerlo.

De acuerdo con la Entrenamiento de Perros Guía para Ciegos I.A.P., ellos invierten alrededor de 500 mil pesos en la crianza, adiestramiento, mantenimiento y jubilación del perro guía. Por lo que, quienes busquen adoptar un perro guía deberán cubrir las cuotas de recuperación, que son:

  • 7 mil pesos por albergarse en la institución durante los 28 días de capacitación
  • 7 mil pesos por concepto de alimentación
  • 4 mil pesos por accesorios del perro guía como collar, correa, comedero, peine, cepillo, placa de certificación y microchip
  • 7 mil pesos por capacitación del manejo del perro guía

Es decir, 25 mil pesos para poder adoptar al perro. Se le realizará un estudio socioeconómico e historial médico. Para más información que debes saber antes de adoptar un perro guía, te dejamos el siguiente enlace.

 

--
POB/PCL