De acuerdo con la Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO), en México solo 4 por ciento de la población cuenta con un plan funerario pese a que, cada año, el valor de este tipo de servicios aumenta 5 por ciento en relación directa a los ajustes inflacionarios.

Las agencias funerarias públicas o privadas ofrecen paquetes de servicios de uso inmediato y para uso futuro.

Este contenido fue creado gracias al apoyo de Camino al Cielo, agencia funeraria, porque la vida es un instante; que ofrece a las familias soluciones integrales para confrontar la inevitable y dolosa pena ante la pérdida de un ser querido.

El servicio de uso inmediato es aquel que se contrata en el momento que ocurre el fallecimiento, mientras que el servicio de previsión o a futuro se contrata antes de que suceda la muerte y puede adquirirse a plazos de pago mensual.

Los planes funerarios a futuro pueden considerarse un esquema de inversión a mediano plazo, pues, además de cubrir una necesidad que tarde o temprano se afrontará, la totalidad de lo contratado también es deducible de impuestos.

Por esa razón, es importante iniciar una cultura de previsión funeraria, para evitar riesgos al patrimonio cuando se enfrenta la muerte de forma inesperada, dado que los gastos funerarios inmediatos pueden llegar hasta los 40 mil pesos, según datos de PROFECO, dependiendo del paquete que se contrate.

¿Qué es un servicio funerario?

La Norma Oficial Mexicana NOM-036-SCFI-2016 sobre prácticas comerciales de servicios funerarios indica que un servicio funerario consiste en el manejo, tratamiento, acondicionamiento y traslado del cuerpo de una persona, desde su fallecimiento hasta su destino final.

¿Qué debe incluir un servicio funerario?

De acuerdo con la NOM, los bienes y servicios que están incluidos en los paquetes proporcionados por las agencias funerarias pueden ofrecer: ataúd y/o urna, recepción y traslado del cadáver, preparación estética del cuerpo, capillas de velación, servicio de inhumación, exhumación, reinhumación o cremación.

En este también se establecen derechos de uso de lotes o fosas de panteón, criptas, nichos u osarios para depositar cadáveres, cenizas o restos humanos áridos por un tiempo determinado o a perpetuidad.

Qué deben tener los planes y servicios funerarios

Se recomienda que, antes de adquirir un servicio o plan funerario, el usuario confirme que se trata de una empresa formalmente establecida, a través de su registro en la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Cuando se adquiere un plan funerario, los proveedores del servicio deberán elaborar un contrato de adhesión, el cual debe estar registrados ante PROFECO, donde se especifica el lugar y horario donde se prestará el servicio contratado, así como el precio unitario o total a pagar.

Es importante señalar que, el consumidor puede ceder o transferir los derechos de los servicios contratados o bien, rescindir el contrato de adhesión dentro de los cinco días hábiles siguientes a su firma.

Lo anterior sin la disminución de los pagos realizados, así como el compromiso del proveedor de devolver íntegramente dichas cantidades en un plazo no mayor a los cinco días hábiles siguientes a la fecha en que le sea notificada por escrito dicha cancelación, según indica la NOM-036-SCFI-2016.

En caso de incluir los derechos de uso de lotes, nichos o lugar de disposición final, el contrato debe anexar el plano de ubicación correspondiente, el cual debe estar firmado y sellado por el concesionario autorizado, así como la vigencia de los derechos de uso de lotes o fosas de cementerio o panteón.

¿Cuáles son los derechos de los consumidores?

PROFECO señala que los derechos de los consumidores de servicios funerarios, son:

  • Conocer con precisión costos, antes de contratar un servicio o plan funerario
  • Ser informado de las características y términos antes de contratar un servicio o plan funerario
  • Cancelar o desistir de la operación de acuerdo con lo pactado en el contrato de adhesión
  • Designar titular, sustituto y beneficiarios
  • Obtener un presupuesto, por escrito.

¿A qué están obligadas las funerarias?

Los prestadores de servicios funerarios tienen obligaciones, como:

  • Respetar el precio ofrecido
  • No condicionar la prestación del servicio a la adquisición de paquetes
  • Tener instalaciones adecuadas para otorgar los servicios
  • Contar con las licencias, permisos, autorizaciones, avisos y demás documentación que regule su actividad
  • Contar con vehículos adecuados para el traslado exclusivamente de cadáveres.

En caso de incumplimiento

Si un proveedor no respetó los términos del contrato, usó publicidad engañosa, no entregó notas o comprobantes o condiciona o niega el servicio contratado, se puede presentar una queja en las oficinas de Defensa del Consumidor, en los teléfonos: 55 5568 8722 y 800 4688722, en el interior del país.

 

 

--
POB/LFJ