Ante la variante Ómicron, la Secretaría de Salud (SSA) informó que hay que seguir una serie de medidas, con el propósito de evitar su propagación y llegar a una cuarta ola de contagios en la pandemia.

De acuerdo a la SSA, lo principal es prevenir, por eso eleva a nivel tres el aviso para evitar todos los viajes internacionales no esenciales, porque la probabilidad de contagio de la variante del coronavirus es grande.

Aunado a lo anterior, informa que es importante permanecer con las medidas sanitarias que se han promovido durante la pandemia: distanciamiento social, lavado de manos, uso de cubrebocas y gel antibacterial. Así como tomar en cuenta la cuestión de evitar los viajes internacionales, a menos que haya una razón esencial.

También, expone que muchos países han optado ya por restricciones o medidas preventivas específicas, por ejemplo, algunos buscan o ya pudieron cerrar fronteras, lo que implica que viajeros se queden en esos países y tengan mayores gastos de estadía.

Al respecto, las autoridades sanitarias alertan que la precaución se toma ante el motivo que aún no hay medidas médicas específicas contra la variante, por eso no hay un tratamiento específico a seguir que sepan que sí funciona como debería.

Te puede interesar: Ómicron: Esto se sabe de la nueva variante del SARS-CoV-2

Asimismo, la SSA informó que las personas con mayor riesgo de presentar complicaciones son mayores de 50 años; que viven con enfermedades crónicas o respiratorias como: diabetes, hipertensión arterial, cardíacas, cáncer, obesidad, asma o EPOC.

También, hay un riesgo alto para personas que viven con enfermedades del sistema inmunológico, bajo tratamiento inmunosupresor y en estado de embarazo, de acuerdo a las autoridades sanitarias.

La variante ómicron (B.1.1.529) se definió como una variante de preocupación, y se encuentra en investigación su riesgo de transmisión, incremento de hospitalización o letalidad en comparación con otras variantes.

UNAM se suma a recomendaciones

Para evitar una cuarta ola de contagios, dieron recomendaciones María Guadalupe Miranda Novales, Susana López Charretón y Alejandro Macías, especialistas de la Universidad Nacional Autónoma de Puebla (UNAM).

Una persona joven y sana que está vacunada puede contagiarse y no presentará una enfermedad grave, pero sí puede contagiar a otras en su entorno que tengan alguna condición de riesgo. No sólo es el cuidado individual, es el cuidado de todos aquellos que nos rodean”, puntualizan.

Por eso, recomiendan:

  • Evitar acudir a actos masivos realizados en lugares cerrados y sin el uso de cubrebocas y medidas preventivas.
  • Si no se han vacunado, acudir a hacerlo lo antes posible.
  • Evitar reuniones en lugares concurridos, no ventilados.
  • El lavado de manos es una de las medidas preventivas más eficaces.
  • Cubrirse la boca y nariz al toser y estornudar, si no es posible con un pañuelo, usar el ángulo interno del codo.
  • Utilizar una mascarilla facial o cubrebocas siempre que entre en contacto con otras personas y en entornos cerrados.
  • Si se hacen reuniones hay que estar todos vacunados y extremar precauciones de cinco a siete días antes. De ser posible, realizarse una prueba antigénica antes.
  • Mantener las áreas ventiladas, aunque es época de frío.

 

__

POB/KPM