A partir del 2022, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) cobrará a los contribuyentes que cancelen facturas sin seguir el procedimiento indicado.

Este año, la expedición de facturas cambiará de la versión 3.3 a la 4.0 y con ello se establecerá un tiempo máximo para poder cancelar una factura. Ahora todas las facturas deberán ser canceladas dentro del mismo año fiscal que fueron emitidas.

La delimitación temporal fue publicada en el Código Fiscal de la Federación y de acuerdo con el SAT, esto permitirá contar con información actualizada de la situación fiscal de los contribuyentes.

En caso que las facturas no sean canceladas correctamente, el SAT emitirá una multa entre el cinco y 10 por ciento del monto total de la factura.

También te puede interesar: SAT desmiente cobro de impuestos por depósitos en efectivo

El proceso correcto para cancelar una factura a partir de 2022 es el siguiente:

  • Enviar una solicitud de cancelación de la factura a través del Portal del SAT o de los servicios de un proveedor de certificación
  • El receptor de la factura, recibirá un mensaje de interés en su Buzón Tributario, informando que existe una solicitud de cancelación
  • El receptor deberá manifestar la aceptación o rechazo de la cancelación a través del Portal del SAT o vía un proveedor de certificación dentro de los tres días hábiles siguientes contados a partir de la recepción de la solicitud
  • De no dar una respuesta, se cancelará la factura
  • Deberá ser cancelada en el mismo ejercicio fiscal

Además, el SAT estableció una multa entre los 400 y 600 pesos para los contribuyentes que emitan facturas sin los datos complementarios.

Finalmente, la última multa que fue aprobada será para aquellos contribuyentes que cuenten con facturas emitidas por alguien que se encuentre en la lista negra del SAT. Esta multa será entre el 55 y 75 por ciento del monto total de la factura.

--
POB/RPC