A partir del 3 de enero se dará el regreso a clases presenciales en el estado de Puebla, por lo que la Secretaría de Educación Pública (SEP) dio a conocer el protocolo que hay que seguir para que este sea posible.

De acuerdo a la dependencia, los lineamientos será un proceso en el que se finalice de a poco el sistema híbrido y se continúe a la par el sistema escolarizado presencial escalonado, a donde regresarán alrededor de un millón 677 mil 401 estudiantes del nivel básico y medio superior.

En ese sentido, mediante un comunicado expresó que la reanudación de las actividades será con total apego a los protocolos de sanidad tanto en instituciones públicas y privadas de educación obligatoria, acorde a los días, cantidad de alumnos, así como las condiciones que cada plantel y nivel educativo señale.

Asimismo, deberán seguir las siguientes medidas:

  • Respetar los filtros sanitarios desde casa, al ingreso, y durante la permanencia en las escuelas.
  • Limpieza y desinfección constante de espacios comunes.
  • Usar cubrebocas, agua, jabón o gel antibacterial.
  • Mantener la sana distancia.
  • Respetar las señaléticas de entrada y salida de los inmuebles.
Te puede interesar: Así será el protocolo de regreso a clases de la BUAP

Aunado a lo anterior, la Secretaría se comprometió a permanecer con el monitoreo constante de posibles casos de COVID-19 que sean detectados desde el ingreso en cada escuela.

Sin embargo, el retorno se hará según los días y la cantidad de estudiantes, así como las condiciones que cada institución señale a manera escalonada, con el fin que el regreso sea seguro para todos los que participan en este.

Además, la SEP señaló que solamente 105 instituciones continuarán con la modalidad a distancia, esto derivado de los trabajos de rehabilitación  que se hacen tras daños por el huracán Grace y “vandalismo”, que realiza el Comité Administrador Poblano para la Construcción de Espacios Educativos (CAPCEE).

¿Qué es el modelo híbrido?

El modelo híbrido tiene las siguientes particularidades:

  • Los grupos escolares se dividen para tomar dos veces a la semana clases presenciales y dos a distancia.
  • Cumplir protocolos sanitarios como el uso de cubrebocas, aplicación de gel antibacterial, toma de temperatura y respetar la sana distancia.
  • Se suspendieron los recreos generales, así como las ceremonias, honores a la bandera o cualquier otro tipo de reunión.
  • Las escuelas establecieron qué actividades necesitaban realizarse presencialmente y cuáles pueden continuar a distancia.
  • Clases como química, biología o computación recibieron prioridad a realizarse de manera presencial debido a la integración de talleres para su aprendizaje.

__

POB/KPM