OPINIÓN: 2022 será un año intenso para Puebla

coloquio-de-los-perros-header

2022 será un año que tendrá momentos intensos, inéditos y difíciles para Puebla y los poblanos. El escenario está preparado para recibir las nuevas historias.

La presencia del COVID-19 en su nueva versión, Ómicron, será leve, pero no tanto, se contagiará fácil pero con menos daño para la población, matará a individuos pero menos que las versiones anteriores, y da pie para que cada ciudad, estado, o país decida como enfrentarlo para no seguir padeciendo la cruda crisis económica que la pandemia ha provocado.

Información y regulación, ofrece dudas, confusiones. Lo real es que los efectos económicos por su presencia serán harto difíciles.

El 2024 matizará el ejercicio de la política y de sus actores en este 2022.

Se iniciarán, o se iniciaron ya, los chingadazos para que sus actores lleguen con fuerza y habiendo reducido las posibilidades de sus enemigos.

Eduardo Rivera Pérez vivirá la realidad política que rodea el 2024. Una cosa era arar el camino con destino a la alcaldía y otra es la marcha hacia el cerro.

Las condiciones anteriores lo convirtieron en una posibilidad fuerte. La nueva lucha lo convierte en una amenaza contra los poderes establecidos.

Morena y sus actores en Puebla van de mal en peor.

No hay condiciones ni coincidencias. Hay intereses y son encontrados.

No tiene un liderazgo local que ordene y conduzca.

Ignacio Mier, Alejandro Armenta, Miguel Barbosa, marcharán por caminos diferentes, por las condiciones locales, pero también por el escenario nacional que ya ha abierto la pelea por la silla mayor.

Te puede interesar: OPINIÓN: Diciembre, aislamiento y celebraciones

No habrá negociación. La guerra está anunciada.

En Puebla, habrá una sorpresa no imaginable para suceder a Luis Miguel Barbosa de la cual después les platicaré, pero que será harto novedosa y no esperada por los actores políticos.

La UDLAP es otro polo de riesgo. Estudiantes y trabajadores, académicos e investigadores padecen las consecuencias de los líos de la élite. Y los efectos económicos para una estructura social y comercial que vivía de la presencia activa de la UDLAP tendrán consecuencia.

Son unas cuantas pinceladas de un 2022 que será intenso y escenario previo para el 2024.

Daremos cuenta.

--
POB/KPM