Leslie Alcántara fue detenida la tarde del sábado 22 de enero, cuando se encontraba realizando entregas de productos que comercializaba en redes sociales, en Paseo Bravo, situado en la capital de Puebla. Sin embargo, su detención se ha señalado como ilegal y se han denunciado irregularidades en esta.

De acuerdo a la hermana de la joven, “hay muchas inconsistencias en este caso”, puesto que no le permiten el derecho a una llamada ni visitas, mientras que la señalan por ser narcomenudista. Además, sus familiares sospechan que alguien pudo “actuar con dolo” para que eso ocurriera.

Asimismo, su madre, quien la acompañó a realizar las entregas, señala que los elementos de la Policía Estatal de Puebla (sin uniforme, pero que iban en la patrulla 1092) la señalaron por dicho delito, la aventaron al piso para esposarla y se la llevaron, pese a que ella mostró que solo llevaba cremas y labiales para vender.

En ese sentido, explica que cuando Leslie comenzó a entregar sus productos en Paseo Bravo, una mujer le reclamó por el lugar y la amenazó diciendo que su esposo es policía. Pese a que dicho sitio es un punto común para que personas que venden productos en internet realicen las entregas a sus clientes.

Marcha #JusticiaParaLeslie
Marcha para pedir #JusticiaParaLeslie (Foto: Es Imagen)
Te puede interesar: Familiares recuerdan a Liliana Lozada en el zócalo de Atlixco

Desde el momento de su detención no se dio información sobre su ubicación, sino hasta un día después pudieron tener acceso a esta, según explica su padre, quien añade que pocos minutos ha podido verla.

Fui a varias dependencias, a varias comisarias y ninguna me decía. Hasta que llegue, como a eso de las 9:00 de la noche a una que está en Gabriel Pastor, en la 5B Sur, y ahí me tomaron la declaración y mis datos, intentaron buscar a mi hija. Y extrañamente, como a las 12:00 de la noche apareció mi hija”, reveló.

Asimismo, externó ante los medios de comunicación que una de las inconsistencias es que primero apareció en la carretera federal Puebla-Tehuacán, ahí fue donde acudieron sus amigas y posteriormente desaparecieron, hasta que las encontraron detenidas también.

El domingo 23 de enero, familiares y amigos de la joven acudieron al C5 en Puebla para exigir su liberación y la investigación de su detención ilegal y de sus amigas, pues cuando ellas se enteraron de lo ocurrido acudieron a buscarla y también las detuvieron.

Posteriormente, el lunes 24 se realizó una marcha de Paseo Bravo a Casa Aguayo para visibilizar el caso y exigir la liberación de las personas, así como exigir que las personas que se dedican a ventas por internet puedan realizar su labor de manera segura.

¿Qué dicen las autoridades poblanas?

La mañana del 24 de enero, la Secretaría de Seguridad Pública lanzó un comunicado en el que detalla que se detuvieron siete personas, Leslie, sus amigas y familiares de ellas:

en posesión de 194 dosis de lo que en apariencia se trata de la droga conocida como ‘cristal’, 38 de aparente marihuana, así como un arma de fuego y 100 cartuchos útiles”.

Asimismo, señalan a dichas personas de pertenecer a una banda “que presuntamente, se dedican a comercializar y distribuir droga en establecimientos comerciales y otros puntos”, y sostiene que sí se dio la detención el sábado, pese a que no se supo nada sino hasta el domingo.

A la par, se le preguntó a Miguel Barbosa, gobernador de Puebla, sobre el caso y permaneció firme en que “confía en la Fiscalía y sus investigaciones”.

Le toca a la Fiscalía General del Estado corroborar si existen elementos o no para poder sostener la detención que presenta la Policía Estatal. Tiene que haber elementos por parte de la policía estatal para acreditar la legalidad de esa detención”, expuso.

En ese sentido, las autoridades procederán con las investigaciones correspondientes, para determinar si es correcto que las personas son culpables de los delitos señalados, a la par de si fue o no legal la detención.

__

POB/KPM