En el penal de San Miguel han ocurrido múltiples hechos tras el hallazgo del cadáver del bebé de tres meses de edad, tal es el caso de la detención de 19 personas –trabajadores de dicho sitio– por su posible participación, que este 26 de enero fueron trasladados al penal de Tepexi de Rodríguez como prisión preventiva.

De acuerdo a medios locales, se realizó el inicio de la audiencia de control de los detenidos por el caso del cuerpo del menor de edad que ingresó al Centro de Reinserción Social (CERESO), donde un juez de control calificó de legal su arresto y ordenó prisión preventiva.

Lo anterior, luego que la defensa solicitara más tiempo para una segunda audiencia para mostrar pruebas y se decida si son vinculados a proceso o no, para, en dado caso, ser sentenciados por los delitos de: abuso de autoridad o incumplimiento de un deber, infracciones a las leyes y reglamentos sobre inhumaciones y exhumaciones, y encubrimiento.

En ese sentido, el día de la audiencia se desplegaron operativos a las afueras de San Miguel, puesto que reos en el interior crearon el rumor de un motín; sin embargo, la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) informó mediante redes sociales que no había ningún intento de riña, aunque permanecerían en observación con elementos de la Guardia Nacional, agentes de la Fiscalía General del Estado (FGE) y Policía Estatal.

Posteriormente, este 27 de enero, la Secretaría de Seguridad Pública dio a conocer que María del Rayo Mendoza Farfán es la nueva titular del Centro Penitenciario Puebla (Penal de San Miguel), como parte de los reemplazos que se dieron tras las destituciones que se efectuaron el 24 de enero, aunque dicho puesto no estaba cubierto.

Te puede interesar: Trasladan a bebé encontrado en penal a CDMX para sepultarlo

Familiares exigen ver a los reos

Debido a los mismos cambios que se han dado en el CERESO de San Miguel, es por lo que surgió el rumor de una riña, puesto que medios locales reportan que los reos no están de acuerdo con los nuevos nombramientos.

De hecho, familiares (en su mayoría mujeres) de reos expusieron este 27 de enero que antes de estos cambios les permitían ingresar para dejar alimentos y bebidas, “solo dando 50 pesos en el acceso” sin necesidad de llevar un pase de ingreso, pero ahora eso ya no es posible.

Al acudir a las instalaciones se les pidió que regresaran el día que les corresponde las visita, porque ya no se permitirán los “pagos debajo de la mesa” para que ingresen en cualquier momento.

En tanto, las mujeres que asistieron expusieron ante medios de comunicación que asistieron que no solo se daba el cobro de los 50 pesos, sino que existían otras cuotas como: 200 pesos para poder vender cosas en el interior, 60 pesos por la renta de un celular, 20 pesos por faltar a revisión, entre otros.

Finalmente, manifestaron que, de no ser escuchadas sus peticiones iban a hacer bloqueos, por lo que se les permitió entrar de “rápido”.

__

POB/KPM