Voluntariamente, casinos, centros comerciales, bares y restaurantes en Puebla han decidido reducir su aforo al 70%, debido al alza de contagios por COVID-19 en el estado, sin que el Gobierno lo haya ordenado.

De acuerdo a Asociación de Permisionarios, Operadores y Proveedores de la Industria del Entretenimiento y Juego de Apuesta en México, reforzarán los protocolos sanitarios vigentes, como parte de su responsabilidad social.

En ese sentido, Miguel Ángel Ochoa Sánchez, presidente de la asociación, aseveró que en la capital del estado se encuentra nueve casinos en funcionamiento, y en ninguno de estos se han registrado casos positivos del virus.

De cara a la nueva ola de contagios y tras analizar la situación con los operadores asentados en el estado, hemos acordado reforzar nuestros protocolos vigentes y proponemos reducir nuevamente los aforos a un 70 por ciento”, dijo.

Asimismo, la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac), la Asociación de Centros Comerciales de Puebla (Acecop) y la Asociación de Empresarios de la Vida Nocturna de Puebla (con menor aforo aun), se sumaron previamente a la misma medida.

Te puede interesar: Es ilegal obligar a los trabajadores pagar pruebas COVID

Es decir, los restaurantes y centros comerciales con el 70% de aforo, mientras que en bares y cualquier otro tipo de centro nocturno propusieron que sea máximo del 50%, para garantizar el distanciamiento social y aportar a evitar que se permanezca propagando el virus; esto, pese a que existe permiso por parte de las autoridades para operar al 100 por ciento.

En el 2020, los restauranteros poblanos vivimos uno de los peores capítulos de nuestra historia, que implicó frenar la actividad y despedir personal. Por ello, invitamos a todo el sector a concientizar sobre la oportunidad que tenemos para autorregularnos y evitar que la historia se repita”, dijo Olga Méndez Juárez, presidente de Canirac.

Pruebas gratuitas de detección

En los Centros de Salud con Servicios Ampliados (CESSA) estarán dotados con pruebas antigénicas para dar atención a la población que presente síntomas relacionados con la COVID-19, informó la secretaría de Salud del Estado.

En un comunicado, indicó que las pruebas gratuitas de COVID-19 se realizarán a personas que presenten síntomas de la enfermedad, tales como: dolor de cabeza, muscular y de espalda, escurrimiento nasal y tos, entre otros.

Dichas pruebas, aseguró la dependencia, están avaladas por el Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos (InDRE).

En tanto que, los pacientes que requieran hospitalización, les será realizada la prueba PCR para detectar la variante Ómicron, a través del equipo que adquirió el gobierno estatal.

 

__

POB/KPM