La mañana de este domingo 2 de enero, una bebé de cinco días de nacida resultó herida con quemaduras de segundo y tercer grado al registrarse un incendio en el Hospital General de Izúcar de Matamoros, en la mixteca poblana.

Durante la conferencia de prensa de este lunes, José Antonio Martínez, Secretario de Salud de Puebla informó que el estado de salud de la bebé es muy grave y explicó cómo sucedieron los hechos:

"En un incidente muy, muy lamentable ayer a las 11:30 de la mañana se activa el código rojo en el área de pediatría del Hospital General de Izúcar de Matamoros. Un corto circuito en una lámpara de chicote presentó ignición de fuego alcanzando el bacinete donde se encuentra la recién nacida de cinco días de vida. Al ser alcanzada por el fuego, la niña presenta quemaduras en el 20 por ciento de superficie corporal de segundo y tercer grado".

Asimismo, mencionó que la recién nacida fue transportada en helicóptero a la unidad de quemados del Hospital para el Niño Poblano, donde está recibiendo tratamientos quirúrgico y supervisión médica.

La menor estaba internada por una sepsis, así como por una complicación intestinal conocida como enterocolitis necrotizante. El Secretario también mencionó que se encuentran realizando las investigaciones correspondientes para determinar las responsabilidades de este suceso.

Finalmente, Miguel Barbosa, Gobernador del Estado aseguró que el incendio del Hospital de Izúcar fue una tragedia y que el Ministerio Público y Fiscalía General del Estado deberán determinar las causas y personas responsables del incendio.

--
POB/RPC