Blue Monday o lunes triste, es el nombre que se le ha dado al tercer lunes de cada enero, aunque realmente no existe.

Este término surgió como parte de una campaña publicitaria que utilizó una fórmula matemática —sin respaldo científico— desarrollada en 2005 por el psicólogo Cliff Arnall para determinar cuál es el día más triste del año.

La fórmula tomaba en cuenta factores climáticos y otros elementos que impactan en el comportamiento de las personas, por ejemplo:

  • Los propósitos de Año Nuevo, que al pasar los días las personas consideran difíciles de cumplir
  • Situaciones económicas difíciles
  • El clima
  • El tiempo transcurrido desde las fiestas decembrinas

Sin embargo, con el paso del tiempo, el mismo Arnall ha desacreditado el Blue Monday, reconociendo que se trata solo de un mito. Incluso, lanzó la campaña #StopBlueMonday.

¿Por qué no existe el Blue Monday?

Para el doctor Jesús Maya Mondragón, psiquiatra y especialista en Salud Pública, si bien no existe nada científicamente que respalde que el tercer lunes de cada enero sea el día mas triste del año, durante la época decembrina sí hay mayor tristeza, lo cual sí ha sido comprobado por la ciencia.

No existen elementos ni un sustento científico y médico que explique que una persona o un gran conjunto de personas se sientan tristes un solo día del año, ya que la tristeza no es algo pasajero”, explica.

Señala que, entre diciembre y enero es temporada con frío, lo que se asocia con menor secreción de serotonina (conocida como la hormona de la felicidad) y dopamina (hormona causante de sensaciones placenteras y relajación) en el cerebro, entonces provoca tristeza.

Te puede interesar: 8 opciones para asesoría psicológica o psiquiátrica gratis o accesibles

Aunado a lo anterior, para algunas personas ese tipo de clima también lleva a que estén más calladas y que no salgan de su hogar. De hecho, el doctor asegura, que la ausencia de luz solar determina estados de ánimo de tristeza e incluso depresivos.

La luz solar favorece la secreción de serotonina, que es el neurotransmisor más importante para la estabilidad emocional”, explica el también Coordinador de Programas de Salud Mental en el Instituto Mexicano del Seguro Social.

Asimismo, añade que en países fríos (como donde surgió el término), la depresión es 20% mayor a comparación de otros, como México que suele tener un clima más templado, aunque esto ocurre principalmente en personas vulnerables y con factores de riesgo a presentarla.

Lee también: Ansiedad y depresión: las otras secuelas de COVID

De acuerdo con la primera Encuesta Nacional de Bienestar Autorreportado (ENBIARE) 2021, Puebla se coloca como la entidad con más porcentaje de población que presenta síntomas de ansiedad, tanto severa y como mínima, con el 57.8%; estando por encima de la media nacional que es de 50.7%.

Recomendaciones

Ante ello, las recomendaciones que da el doctor Maya Mondragón, son:

  • No excederse en los gastos
  • Buscar motivaciones
  • Identificar satisfacciones en el trabajo y/o actividades cotidianas
  • Tener una actitud positiva
  • Evitar las críticas
  • Mostrar sensibilidad ante la familia y sociedad
  • Fomentar la comunicación
  • Promover actividades que permitan la convivencia
  • Fortalecer los lazos afectivos
  • Tomar 15 minutos de sol al día
  • Consumir chocolate, que favorece a la dopamina

Asimismo, dio la línea del IMSS para recibir apoyo e información sobre la salud mental, sobre todo si se tienen síntomas de ansiedad, depresión, u otros trastornos. El número de teléfono es: 800 2222 668 opción #4.

 

 

__

POB/KPM