A partir del 1 de enero de 2022 entró en vigor el complemento de Carta Porte para que quienes transporten mercancía la tramiten, con el fin de poder operar. Sin embargo, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) reiteró que no aplica para repartidores de plataformas como DiDi y Uber.

De acuerdo al SAT, quienes entreguen comida a domicilio y usen su bici o moto para ello, no deberán cumplir con el complemento Carta Porte. Por ello, hace un llamado para no permitirse extorsionar por parte de policía municipal o estatal, pues ni siquiera están autorizadas para pedirla, sino que solo autoridades federales.

Tampoco aplica para quien traslade mercancía en un vehículo de carga ligera y en un tramo de carretera federal no mayor a 30 kilómetros.

Sí aplica para el resto de autotransporte, así como transporte marítimo, aéreo y ferroviario. En cualquiera de los casos, el procedimiento es específico y se puede consultar en la página web del SAT.

«Por ejemplo, si te contratan para transportar un lote de zapatos desde Guanajuato a la CDMX en un camión de carga, deberás emitir una factura electrónica de Ingreso con complemento Carta Porte», sugiere el SAT.
Te puede interesar: Miscelánea fiscal: pequeños negocios pagarán menos impuestos

Asimismo, explica que la Carta Porte se usa para lo siguiente:

  • Registrar información del transportista, del dueño de la mercancía, de los bienes o mercancías, del medio y modo de transporte.
  • Permite a las autoridades competentes identificar de manera más fácil a los operadores, así como los medios de transporte a través de los cuales se realiza el traslado de los bienes o mercancías en territorio nacional.
  • Sirve para acreditar la legal estancia o tenencia de los bienes o mercancías que se trasladan en territorio nacional.
  • Se emite cuando se realiza el servicio de traslado de los bienes o mercancías, ya sea con medios propios o contratando un transportista.

Se trata de un documento que prueba la existencia de un contrato de transporte e informa los términos del acuerdo, así como atribuye derechos sobre la mercancía transportada, lo que es obligatorio desde 2022 de forma digital; puesto que, previamente, se hacia de forma física y “favorecía al contrabando”, explica el SAT.

Esta decisión obedece a la regla 2.7.7.12. de la Resolución Miscelánea Fiscal para 2022, que entró en vigor el 1 de enero, aunque habrá un periodo de transición (sin multas ni sanciones) para poder regularizarse.

__

POB/KPM