El Velódromo Salomón Jauli Dávila, vuelve a abrir sus puertas y en esta ocasión será para brindar clases de patinaje a niños y jóvenes poblanos.

De acuerdo con la Asociación de Fraccionamientos de Cuautlancingo, el primer espacio que se reabrirá y dará atención al público es el patinódromo, ubicado en la parte posterior del complejo.

Las clases de patinaje se darán los lunes, miércoles y viernes en un horario de cuatro a seis de la tarde. El costo de recuperación mensual será de 260 pesos por alumno. Las clases estarán disponibles para niños entre los cuatro y 16 años.

Quienes estén interesados en inscribirse a las clases, deberán acudir al patinódromo durante las horas de clase con el profesor encargado.

En entrevista con Poblanerías, Mayra Moreno, Presidenta de la Asociación de Fraccionamientos de Cuautlancingo mencionó que han realizado labores de activismo en la zona desde 2013 y con esto buscan reactivar sus colonias:

"Nosotros buscamos incentivar en la población que está rodeando el velódromo, principalmente de Cuautlancingo y Coronango, para que asistan a las clases y se reactiven estas actividades en el Velódromo para los niños y jóvenes".

Este espacio ha sido rehabilitado, pues tuvo que ser pintado, rehabilitado y hasta se tuvo que renovar el alumbrado público, pues el desuso de estas instalaciones provocaron que se fueran deteriorando con el paso de los años.

Buscan ampliar actividades en el Velódromo

La Asociación de Fraccionamientos de Cuautlancingo también mencionó que se están realizando las gestiones con el DIF Estatal para poner a punto también el Velódromo y que se pueda instalar una bici escuela para ampliar las actividades deportivas y recreativas de la zona.

Además, se necesita limpiar el espacio de la pista de tartán, sobre la cual puedan correr los residentes de la zona.

Sin embargo, por el momento el acceso a este espacio deportivo únicamente estará disponible para las personas que vayan a tomar clases de patinaje, aunque parte del proyecto de la Asociación de Fraccionamientos de Cuautlancingo es habilitarlo como un centro de uso recreacional en la zona.

En diciembre de 2019, en Poblanerías reportamos el mal estado que se observaba de las instalaciones y cómo se estaba convirtiendo en un elefante blanco.

 

--
POB/RPC