En ocasiones, la insuficiencia renal puede prevenirse, antes de llegar al punto en el que los riñones dejen de funcionar y requerir tratamiento, entre lo más importante está el estilo de vida de las personas.

En entrevista para Poblanerias.com, el doctor José Francisco Amezcua Gómez, médico internista y profesor en la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP), explica que hay distintas causas para llegar a la insuficiencia renal, como son:

  • Primarias: No hay una enfermedad previa, que desencadena el daño renal. Pueden ser de origen congénito, es decir que se nace con ciertas condiciones en los riñones y esto desencadena la insuficiencia renal.
  • Secundarias: Sí hay enfermedades previas, que desarrollan una insuficiencia renal a consecuencia. Como lo es la diabetes tipo mellitus, así como la hipertensión arterial, e infecciones en vejiga, ureta, entre otros.
En nuestro país, la diabetes mellitus, por mucho, quizás sea el 40 o hasta el 60 por ciento de la causa de insuficiencia renal terminal, lo que condiciona a que el paciente tenga que requerir lo que llamamos diálisis”, explica.

Asimismo, explica que la mejor prevención radica en el estilo de vida de las personas, pues existen circunstancias y hábitos que protegen los riñones, como:

  • Tomar entre dos y tres litros de agua natural al día.
  • Evitar el consumo de refrescos y bebidas energéticas.
  • No automedicarse, sobre todo con antinflamatorios no esteroideos (como: ibuprofeno, naproxeno, diclofenaco, entre otros) y antibióticos.
  • Alimentación sana, con consumo de verduras.
Te puede interesar: Los puntos clave para entender y cuidar tu nutrición

Asimismo, es importante que las personas permanezcan atentas a sus riñones y de presentar síntomas, acudir con un especialista, pues es de tomar en cuenta la presencia de edemas (por ejemplo: hinchazón en extremidades o en ojos), disminución en el volumen urinario, ver más espuma de lo normal o presencia de sangre en la orina, así como cansancio fuera de lo normal.

Riñones, los más solicitados en donaciones

De acuerdo con datos del Centro Nacional de Trasplantes (CENATRA), de 22 mil 859 personas en México que se encuentran esperando un trasplante, el 75.68 por ciento está en lista de espera por un riñón, que son 17 mil 299.

Lo que indica que es el órgano más solicitado, después de este le siguen las corneas con 23.01 por ciento y el hígado con 1.04%.

Te puede interesar: 22 mil mexicanos aún esperan un trasplante de órganos
No hay una cultura de donación. La población todavía tiene un poco de reserva en donar los órganos, cuando estos son viables y pudieran resolver el problema de muchos pacientes. Y no existe por factores que pudiéramos considerar multifactoriales”, expresa el especialista.

Por ejemplo, explica que, si una persona tiene un accidente en una moto y fallece, puede que sea un candidato ideal para donar, aunque en ocasiones puede que el hospital al que se le lleve no exista condiciones para hacer el proceso y tienen que trasladarlo a otro, aunque sería un gasto que debe cumplir la familia, pero es difícil que acepten.

En ese sentido, el doctor José Francisco Amezcua Gómez explica que hay que garantizar que los donadores puedan estar en el lugar adecuado, sin que signifique un costo para su familia, y así mejorarán las estadísticas de donación.

Asimismo, explica que hay que conocer la expectativa de vida y estado de salud del donador. Lo principal, es que quien dona esté sano, que no tenga enfermedades como hipertensión o diabetes.

Cabe mencionar que será un nefrólogo el encargado de realizar las pruebas y estudios para ver sí existe compatibilidad del donador al receptor, para después proceder con la donación.

Una de las formas para ser donador de órganos es llevar el «Formato Oficial Para Manifestar el Consentimiento Expreso de Donar Órganos, Tejidos y Células después de la Muerte». Asimismo, puedes registrarte como donador voluntario en línea en la página de «Donación expresa de órganos y tejidos para después de la muerte».

__

POB/KPM